Aunque los fondos europeos no lleguen, el Concello de Santiago buscará el modo de financiar las obras para la reforma prevista en O Castiñeiriño. “Para nosotros es un proyecto irrenunciable y con un gobierno socialista, el proyecto de reurbanización de O Restollal se va a llevar adelante sí o sí”, aseguró ayer el portavoz del Gobierno municipal, Sindo Guinarte. Según informó el PSdeG en un comunicado, la intención del equipo de Gobierno es sacar la licitación del proyecto en las próximas semanas.

Para esta primera fase, Raxoi recurrirá a los remanentes, es decir, al dinero que no gastó del presupuesto municipal en 2022. Según el PSdeG, serán necesarios 200.000 euros. El proyecto, recordó el PSdeG, “pretende convertir O Restollal en una gran avenida urbana eliminando el paso superior sobre la rotonda, facilitando el giro a las urbanizaciones y reduciendo el número de carriles e incorporando un carril bici y priorizando una mayor presencia de la vegetación”.

Sindo Guinarte se mostró convencido de que las actuaciones serán “una realidad en el próximo mandato”. El portavoz del Gobierno local asegura que “seguirán buscando financiación, ya sea a través de fondos europeos o a través de otras administraciones”. Guinarte, que califica este como un proyecto “estratégico” en el modelo de ciudad “sostenible, amable y habitable en el que estuvimos trabajando en los últimos años, tratando por coser barrios y ganar espacios para el peatón”, asegura que “en último caso, lo haremos nosotros con recursos propios del Ayuntamiento”. El también concejal de Turismo explicó, además, que el Concello va a presentar alegaciones a la resolución provisional del Ministerio de Transporte. Los socialistas también recuerdan que la vía no está completamente cerrada si el Estado aumenta el crédito.

El departamento que dirige Raquel Sánchez también dejó fuera a Santiago de la línea 2 del Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos de titularidad local (Pirep Local). En una resolución provisional publicada a principios de mes no se concedieron fondos europeos tampoco para la reforma del Auditorio de Galicia y del Estadio Vero Boquete de San Lázaro. Ambos proyectos pretendían lograr 1,4 y 2,8 millones, respectivamente.

Te puede interesar:

Varias ciudades gallegas sí han conseguido fondos para sus proyectos de descarbonización. Los planes de A Coruña para peatonalización de calles, mejoras para el alquiler de bicicletas y de las paradas de autobús se llevarán 9, 9 millones. Vigo recibirá como máximo 10,5 millones para la implantación de varios medios mecánicos de transporte peatonal o mejoras de accesibilidad en varias zonas. Los proyectos de Pontevedra podrían recibir hasta 3,3 millones para la mejora de accesibilidad en calle Santiña y actuaciones de gestión inteligente, sostenible y segura de la movilidad. Ourense también ha sido seleccionada y cuenta con 4,2 millones.