Miles de personas marchan "en defensa do mar" y contra la gestión de la crisis de los pélets en Compostela

Más de un centenar de organizaciones ecologistas, sindicales y pesqueras han participado en la marcha que daba comienzo a las doce en la Alameda compostelana

Los organizadores tratan de desvincular del ámbito político la movilización a pesar de la presencia de los candidatos de izquierda a la Xunta y apuntan que las rías “llevan ya muchos años enfermas”

Miles de personas marchan en defensa del futuro del mar

Javier Rosende Novo

Miles de personas, alrededor de 20.000 según los convocantes y 7.500 según la Delegación del Gobierno en Galicia, tomaron ayer las calles de Santiago “en defensa del futuro del mar” y contra la gestión realizada tanto por la Xunta como por el Gobierno central del vertido de pélets plásticos que continúan llegando a las costas gallegas. 

Desde primera hora de la mañana, en los bares cercanos a la Alameda compostelana, desde donde partía la marcha, no se hablaba de otra cosa. Los parroquianos censuraban que detrás de la marea plástica que dejó el Toconao en los arenales de la comunidad “hai responsables que teñen que pagar”. Al tiempo, advertían que la situación de los profesionales del mar ya era precaria con anterioridad. “En Noia este ano traballaron só quince días, o marisco morre e ninguén está facendo nada. Normal que veñan manifestarse”, apuntaban. Disolviendo el azúcar en el café, dos varones resumían a la perfección el grito de auxilio del sector, para los que los microplásticos son únicamente “la gota que colmó el vaso”.

Voluntarios en la recogida de pélets se sumaron a la manifestación en Santiago

Javier Rosende Novo

Y es que precisamente la marcha, organizada por casi 150 colectivos desde organizaciones ecologistas a las Plataformas en Defensa de las rías de Arousa y Muros y Noia, ya se venía gestando desde hace tiempo tras la más que deficiente campaña del marisqueo a pie o los reiterados problemas en la recogida de mejilla, si bien fue la llegada de estos microplásticos al litoral gallego la que precipitó el devenir de los acontecimientos.

De ahí que las consignas, carteles y representaciones tuvieran dos claras vertientes. Por un lado, con lemas como “mar asasinado, traballo ameazado” o “yo soy el relevo generacional y jamás viviré del marisqueo”, además de referencias a los residuos procedentes de la minería que terminan en las rías. Y, por otro, los coladores, escobas y rastrillos que los centenares de voluntarios vienen empleando en la limpieza del vertido, junto con el parafraseo de una canción popular: “Na beira, na beira do mar hai unha chea de pélets que a Xunta non vai limpar” o el cántico “la gente limpiando, la Xunta manipulando”.

Manifestación en Santiago "en defensa do mar" y contra la gestión del vertido de pélets en Galicia

Manifestación en Santiago "en defensa do mar" y contra la gestión del vertido de pélets en Galicia / Jesús Prieto

Mala gestión de la marea plástico en un mar que "ya estaba enfermo"

Estas dos vertientes de la movilización se pudieron percibir también durante la lectura del manifiesto en la Praza do Obradoiro, pues en el escenario instalado ante la sede del rectorado de la Universidad de Santiago dos voluntarias en la recogida de los pélets y dos representantes del sector pesquero se dividieron la lectura de un texto que fue previamente consensuado por el centenar de organizaciones convocantes. 

En primer lugar se referenció el “fracaso de los sistemas operativos” en la gestión de la marea plástica “tanto de Salvamento Marítimo, dependiente del Estado, como del Servizo de Gardacostas, dependiente de la Xunta”. A ambas administraciones, los manifestantes les solicitaron coordinación y transparencia a la hora de aportar datos sobre el vertido.

En este sentido, denunciaron que el Ejecutivo gallego “minimizó el problema, ignoró los datos científicos y no resolvió más que con mentiras e incompetencia. Llegaron a decir que eran de uso alimentario”, censuraron en referencia a los primeros informes encagados por la Xunta.

Por otro lado, los representantes del sector pesquero denunciaron que “el mar lleva ya muchos años enfermo”, y apuntaron que el modelo tradicional de pesca y marisqueo sobre el que se asientan también importantes sectores para la economía gallega como el turismo están en “peligro real de desaparición”. Así, citaron aspectos como el ascenso de las temperaturas marinas, el impacto de la contaminación o el descenso de la salinidad, que crean unas condiciones de productividad “nefastas”.

Todo listo en la Alameda compostelana para dar inicio a la manifestación "en defensa do mar" y contra la gestión del vertido de pélets en las costas gallegas

Todo listo en la Alameda compostelana para dar inicio a la manifestación "en defensa do mar" y contra la gestión del vertido de pélets en las costas gallegas / Jesús Prieto

Por todo ello, exigieron a la Administración autonómica un estudio interdisciplinar e independiente sobre el estado de las rías, planes de saneamiento y regeneración, la regularización del protocolo de desembalses, cobertura económica, un plan de actuación contra los vertidos y el control de la importación de mariscos. “Sea quien sea el próximo Gobierno de la Xunta debe modificar su modo de actuar para obtener unas rías productivas para los marineros y, en general para toda la población”, solicitó Rogelio Santos, presidente de la Plataforma de Defensa de la Ría de Muros e Noia (Plademur)

La oposición, presente

Durante la lectura del manifiesto, que se retrasó más de una hora ante el goteo de manifestantes que continuaban llegando a la emblemática plaza compostelana, los organizadores hicieron hincapié en diferentes ocasiones en que no estábamos ante una movilización política. “Encima de este palco, no está ningún representante político. Somos nosotros, marineros, hijos, nietos y sobrinos de gente que vive del mar”, reiteraron.

Sin embargo, la cercanía temporal a la cita con las urnas del próximo 18-F puso también el foco sobre los representantes políticos de las principales fuerzas que aspiran a terminar con los casi tres lustros del PPdeG al frente de la Xunta.

La líder del BNG, Ana Pontón, quiso mostrar su apoyo a la ciudadanía que “se rebela contra las mentiras de la Xunta” y demostraba “el amor y la conciencia medioambiental que este pueblo desarrolló con el Nunca Máis”. En este sentido, la candidata nacionalista censuró que el Ejecutivo gallego repitiera “el mismo modus operandi” ante la marea plástica que durante la catástrofe del Prestige: “ocultación, mentira, manipulación, faltas de respeto y desprotegiendo el medioambiente”, enumeró Pontón.

Ana Pontón junto a Rogelio Santos, antes del inicio de la marcha

Ana Pontón junto a Rogelio Santos, antes del inicio de la marcha / Cedida

En esta misma línea se pronunció José Ramón Gómez Besteiro, candidato socialista a la Xunta, que llamó a limpiar el mar no solo de los pélets, sino también de “la contaminación de mentiras a las que nos sometió el PP las últimas semanas”.

José Ramón Gómez Besteiro en la manifestación "en defensa do mar"

José Ramón Gómez Besteiro en la manifestación "en defensa do mar" / EP

Marta Lois, candidata de Sumar, que apareció en la Alameda compostelana acompañada de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, señaló que a pesar de “hablar de otra escala de catástrofe medioambiental, estamos ante los mismos errores y la misma falta de diligencia de la crisis del Prestige

Manifestación en Santiago "en defensa do mar" y contra la gestión del vertido de pélets en Galicia

Marta Lois y Yolanda Díaz participaron en la manifestación contra la gestión del vertido de pélets en Galicia / Jesús Prieto

La sorpresa política del día, no obstante, fue la presencia de la exministra de Igualdad, Irene Montero, que quiso sumarse a la movilización ante el “desastre de gestión” por parte de la Xunta, y sin duda, darle algo más de visibilidad a Podemos Galicia en la marcha.

Irene Montero, en la movilización de esta mañana

Irene Montero, en la movilización de esta mañana / Jesús Prieto