El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

nuevas tecnologías

Los hoteles se suman a la vanguardia y crean redes sociales con sus clientes

El sector se adapta a los cambios "obligado" por los colectivos más jóvenes // Internet da a las firmas pequeñas ventajas competitivas

XAIME LEIRO • PONTEVEDRA   | 31.03.2009 
A- A+

El sector turístico español "no tiene muchas cosas que envidiar" a los países punteros como Estados Unidos o Reino Unido en la utilización de las nuevas tecnologías. Así lo remarcó ayer en Pontevedra en el foro organizado por el Patronato de Turismo Rías Baixas, Jaume Pons, director de marquetin y proyectos del Instituto Tecnológico Hotelero, una asociación privada sin ánimo de lucro centrada en la innovación con el objetivo de mejorar la competitividad, la eficieciencia y calidad en todo el sector hotelero.

El comportamiento más vanguardista en la utilización de Internet, explicó el especialista, pasa en estos momentos por la creación por parte de los hoteles de sus propias redes sociales con sus clientes.

El mecanismo es sencillo: el hotel crea el espacio y el cliente se da de alta. "Es un espacio para interactuar", señala Pons, que añade que la red permite al establecimiento pedir la opinión y la ayuda de los usuarios y a éstos comentar sus impresiones y subir fotografías o vídeos. A modo de ejemplo, indicó que el hotel Magic Costa Blanca de Benidorm cuenta con 300 clientes instritos en su red.

Poder de los jóvenes

Jaume Pons apuntó además que la creciente utilización de Internet por parte de la sociedad y, sobre todo, de los segmentos más jóvenes, está "obligando a las empresas a adaptarse al cambio". El especialista en marquetin reconoció que en las nuevas teconologías el cliente va por delante de las empresas, que "van a rebufo" pese a los esfuerzos que realizaron en los últimos años.

A juicio de Pons, el vuelco en apenas dos décadas fue brutal. De la utilización de la denominada web 1.0, a principios de los años 90, cuando se empezó a consultar en la red el folleto virtual que era el mismo que el que había en papel; a la aparición de la web 1.5 a finales del pasado milenio, con la irrupción del comercio electrónico, el salto fue espectacular. Pero ela progresión tecnológica no se quedó ahí. Desde hace sólo dos años, la web 2.0 no sólo permite al usuario comprar el viaje, sino participar del producto poniendo al regreso sus comentarios sobre los hoteles y restaurantes o colgado sus fotografías y vídeos.

Para Jaume Pons, la revolución tecnológica está permitiendo asimismo a los pequeños y medianos hoteles "competir con los grandes" porque las herramientas se pueden considerar practicamente gratuitas. Es más, desde su experiencia subraya que mientras las pymes son más "proactivas" en este ámbito, a las grandes cadenas "les cuesta más tomar las decisiones".

xleiro@elcorreogallego.es

Alta asistencia

Pons participó en un foro sobre nuevas tecnologías al que asistieron dos centenares de personas. También participó Pedro Jareño, socio de Minube.com, primera red social de viajes de España .