El Correo Gallego

Economía | economia@elcorreogallego.es

acaba el ultimátum

Trece mil tráileres pararán el día 1

Expiró ayer el plazo que la Plataforma del Transporte dio a las empresas cargadoras para que asumiesen los precios marcados por Fomento // Esta movilización será secundada por 4.500 profesionales del sector pertenecientes a noventa localidades de Galicia

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 27.01.2008 
A- A+

El plazo del ultimátum que abocaba a un paro en el sector del transporte para el próximo uno de febrero ha llegado a su fin. La pasada jornada expiró la demanda presentada por los integrantes gallegos de la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional-Internacional, que exigían a las empresas cargadoras que aplicasen los precios oficiales establecidos por el Ministerio de Fomento. Al no obtener respuesta ni por parte de la patronal, ni el apoyo de la Xunta, cuatro mil quinientos transportistas de 90 localidades gallegas, que suman una flota de con una 13.000 camiones articulados, iniciarán a las 00.00 horas del próximo 1 de febrero un paro indefinido.

La protesta de estos profesionales, que se convirtió en leiv motiv del sector tras la asamblea de la Plataforma celebrada en Melide, se ratificó de nuevo ayer en el transcurso de una cumbre informativa de los coordinadores de este colectivo en la provincia de Pontevedra. El acto se celebró en el Mesón Pino Manso en Cotogrande, Vigo. El portavoz de la Plataforma, Antonio Llanos, nos confirmó la asistencia del presidente, Manuel Núñez, y toda la junta directiva.

"Galicia vaise a parar e non é unha metáfora" señala Llanos, que no descarta un contagio de la huelga al resto de España. "Os transportistas galegos organizáronse por lazos de proximidade, ao modo dos antigos poboadores que habitaron Galicia", señala el portavoz, que sostiene que no ha quedado más remedio que proceder al margen de las asociaciones sectoriales, "que se desvirtuaron, converténdose en meras xestorías, vendedores de carburante e centros de formación". No las cree representativas.

Antes que paralizar Galicia, con la reciente experiencia de la huelga de todo el sector del transporte en Italia (del taxi a las aerolíneas, pasando por los trenes, autobuses o barcos), la Plataforma deja la puerta abierta a la negociación. Todavía se esta a tiempo de "parar o paro", según Llanos. Para ello, deberían dar frutos de una vez los contactos con la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), interlocutora en este conflicto.

Las reclamaciones

También demandan una mayor implicación de la Consellería de Política Territorial, y censuran la nula actividad del comité del transporte, al que tildan de inoperante. Además de la vigilancia de las prácticas que atentan contra la competencia en el sector, la principal demanda es que las empresas cargadoras cumplan con los precios acordados con Fomento: 1,125 euros por kilómetro para vehículos articulados de carga general, y 1,205 euros para los frigoríficos.

REACCIÓN DE LAS ASOCIACIONES SECTORIALES

Apetamcor suscribe la demanda, no la protesta

El gerente de la Asociación de Transportes por Carretera de Galicia (Apetamcor), Alberto Vila, señaló que aunque coinciden con las demandas de la Plataforma, descartan sumarse a un paro que, considera, "non vai a arreglar nada", señalando además que ignora la representatividad real de este colectivo.

Apetamcor, con 500 empresas socias y más de 1.500 vehículos, constata que el sector vive una importante crisis, pues en 2007, el gasóleo subió 20 céntimos por litro, "un alza terrible", por lo que un camión que recorra los 12.000 kilómetros al mes, paga un sobrecoste también mensual de 900 euros. "E esta subida hai que repercutila nas tarifas do transporte", sentencio Alberto Vila. Además, pidió mayores medidas de control sobre prácticas de dumping, que tiran los precios, como la de cargar en destino para traer mercancías, evitando que así el camión vuelva vacío, pero perjudicando a todo el sector .