El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

director del Cervantes en Lisboa

Fallece el poeta Ramiro Fonte

El ensayista y estudioso de la literatura gallega, natural de Pontedeume, falleció la pasada madrugada en el centro hospitalario de Bellvitge de Barcelona, donde fue ingresado el 23 de septiembre

Ramiro Fonte recibió en Ferrol el premio Porto Magno de manos del ministro de Cultura, César Antonio Molina, a finales del pasado mes de julio - FOTO: KIKO DELGADO
Ramiro Fonte recibió en Ferrol el premio Porto Magno de manos del ministro de Cultura, César Antonio Molina, a finales del pasado mes de julio - FOTO: KIKO DELGADO

EFE  | 11.10.2008 
A- A+

El poeta gallego Ramiro Fonte, actual director del Instituto Cervantes de Lisboa, ha fallecido la pasada madrugada en el hospital de Bellvitge de Barcelona a los 51 años, a causa de la enfermedad que padecía. Según han informado a EFE fuentes del Instituto Cervantes, el narrador, ensayista y estudioso de la literatura gallega llevaba ingresado desde el pasado 23 de septiembre en el centro hospitalario de Barcelona, dónde falleció la pasada madrugada.
  
La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, aseguró hoy a EFE, tras conocer el fallecimiento de Ramiro Fonte, que su muerte ha sumido "en la consternación y la tristeza" a la institución, y recalcó que "más que un compañero, era un amigo". "Su agudo sentido del humor, su ternura en el trato, y su bonhomía lo hacían querido por todos, al igual que el amor por los versos de Pessoa y por las calles de Lisboa", detalles que, según Caffarel, lo convirtieron en el "anfitrión perfecto para cuantos nos acercábamos a la capital portuguesa".
  
En su opinión, el fallecimiento de Ramiro Fonte supone también una "gran pérdida" para la literatura contemporánea en lengua gallega, al estar su poesía, profundamente arraigada en la memoria y en las preocupaciones colectivas del presente, y "cargada de emoción y de referentes vinculados a la generación que adquirió la madurez en la transición a la democracia". Para la directora del Instituto Cervantes, "hoy la poesía se escribe con dolor" tras la desaparición de este poeta, narrador, crítico y ensayista español.
  
Nacido en Pontedeume (1957), de donde era hijo predilecto, Fonte se licenció en Filosofía por la Universidad de Santiago de Compostela y ejerció la docencia en ciudades como Vigo y Londres.
  
Aunque su actividad literaria fue fundamentalmente poética, también practicó el ensayo, con textos sobre figuras como Leopoldo Nóvoa, Laxeiro o Fermín Bouza Brey, y la narrativa, como en sus memorias de infancia.
  
Como poeta se dio a conocer en el grupo Cravo Fondo, en los años 70, y en 1983 publicó su primer libro: As cidades da nada, al que siguieron otros como Designium (1984), Pensar na tempestade (1986), Pasa un segredo (1988), Adeus Norte (1991), Luz do mediodía (1995), Mínima Moralidade (1998) o Capitán Inverno (1999).
  
Fuentes literarias consultadas por Efe señalaron también la "prosa exquisita, elaborada y dulce" con que abordó los tres tomos de memorias de su infancia en el Pontedeunme de los años 60 y "la grandísima cultura" de que era poseedor de la literatura gallega y española, que posteriormente, por sus destinos en Londres como profesor y en Lisboa como responsable del Cervantes, amplió a las literaturas de aquellos países. También resaltaron que se trataba de un gran bibliófilo y la importancia de su biblioteca personal, con numerosas primeras ediciones. Esta afición la reflejó en 1997 en una de sus obras, O cazador de libros.
  
Era miembro correspondiente de la Real Academia Gallega y le fueron otorgados los premios de la Crítica de Galicia y el Premio Losada Diéguez, en 1984; el Premio de la Crítica Española, en 1989; y el premio Esquío, en 1991, y, recientemente, el Ayuntamiento de Ferrol premió, con el Artabrorum, el conjunto de su obra.

DE 'ADEUS NORTE'

Anxo novo

Necesitamos un anxo novo
que non queime os seus soños
contra o vento da luz,
que non arda nas tebras do pasado dos homes.
No voso peito tedes as futuras mensaxes,
abertos os camiños se o queredes.

 

Do abandono do fogar

Agárdante dez anos de descrédito,
máis morrerán as lúas ata se reflexaren
noutro lago distinto,
nas remansadas augas,
nas lágrimas escuras doutros ollos.
É inútil consolarse coa beleza da derrota,
co país pequeniño que che naceu no peito.
Os heroes morreron,
e se acaso algún día chegaron a vivir,
¡que máis che ten!