El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

EXPLORACIÓN ESPACIAL

Un ingeniero gallego presumirá de aterrizaje en Marte en 2010

Manuel Domínguez participa, dentro del equipo de Luis Castañer en la Polítécnica de Cataluña, en el diseño del sensor meteorológico integrado en la misión Mars Science Laboratory de la NASA // El microchip que viajará hasta el Planeta Rojo llevará grabados los nombres de sus creadores

S. RIVEIRO • SANTIAGO   | 03.10.2008 
A- A+

Por la izquierda, Kowalski, Jiménez, Castañer, Domínguez y Ricart

Dice la canción popular aquello de que "hay un gallego en la luna", pero donde el año próximo podremos encontrar la aportación de un ingeniero autóctono será en el árido paisaje del Planeta Rojo. En la futurible conquista de Marte pondrá su granito de arena Manuel Domínguez, miembro del equipo de la Universidad Politécnica de Cataluña comandado por el académico de la Real Academia de Ingeniería Luis Castañer. Los nombres de ambos, junto a los de otros dos profesionales españoles y un especialista polaco viajarán grabados en un chip del sensor de viento en la misión Mars Science Laboratory (MSL), que la NASA ultima para lanzar en 2009.

Durante un año marciano, que equivale a dos terrestres, el desarrollo de estos investigadores trabajará integrado en el rover del MSL, el doble de grande y tres veces más pesado que los gemelos Spirit y Opportunity, los dos vehículos que aún están en funcionamiento sobre la superficie marciana. Registrará  información sobre las condiciones medioambientales y sobre la posibilidad pasada y presente del Planeta Rojo de sostener vida.

Este equipo de ingenieros pertenece al grupo MNT de micro y nanotecnología en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación y del departamento de Ingeniería Electrónica. Dirigidos por Luis Castañer, cuentan con Manuel Domínguez, que aunque nacido y afincado en Barcelona, donde ejerce como profesor, se siente y ejerce como gallego: de padre ferrolano y madre coruñesa, vuelve cada año a Muxía. Junto a ellos están Vicente Jiménez y Jordi Ricart, así como Lucas Kowalski, doctorando polaco que también figura en el chip.

El profesor Castañer acaba de volver de Dresde, donde presentó en detalle el chip para medida del viento en atmósferas rarificadas de baja presión, como es el caso de la superficie de Marte. De un milímetro y medio de lado, el chip está fabricado en tecnología monolítica de silicio  y contiene tres elementos de platino sensibles a la temperatura. Irá insertado en un sensor de viento del vehículo que lanzará la NASA en otoño de 2009, para aterrizar sobre un punto concreto de Marte medio año después, en torno a julio. Este rover irá equipado con una estación meteorológica (Rover Environment Monitoring Station, REMS), que medirá humedad, temperatura de aire y suelo, velocidad y dirección del viento, presión y radiación ultravioleta. El contratista principal es el Centro Nacional de Astrobiología, del INTA. El profesor Luis Vázquez, de la Complutense, fue el investigador principal hasta mayo, sustituido después por Javier Gómez.

Una buena cantera

"Con el profesor Castañer son ya varios los miembros de la Real Academia de Ingeniería en misiones espaciales internacionales. Ello supone, además de un gran honor, un motivo de satisfacción para la Academia, que quiere estar a la vanguardia de los procesos tecnológicos decisivos para los avances de la Humanidad", afirma el vigués Aníbal Figueiras, su presidente. El denso currículo de Castañer incluye la coordinación del Área de Prospectiva tecnológica de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, y es director de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación de la UPC.

ACADÉMICOS DE RENOMBRE

Los pioneros en el espacio

El recientemente elegido académico del RAI Manuel Doblaré, de la Universidad de Zaragoza, trabaja en el proyecto de la NASA Go to Mars para prevenir la degeneración tisular de astronautas que pasen largos períodos de tiempo en el espacio. Otro académico, Andrés Ri­poll, fue testigo de excepción de la carrera espacial, participando en los proyectos Apolo de la NASA, y como fundador y primer director del Centro de Astronautas de la ESA (Agencia Espacial Europea) .

ENTREVISTA

Manuel Domínguez Ingeniero partícipe en el proyecto REMS

"No quiero ser astronauta, soy profesor"

Cogemos a este investigador a punto de embarcar en un avión. Afincado en Barcelona, es consciente de que el trabajo del equipo en el que se integra se enfrentará a duras condiciones, debiendo ser monitorizados desde la Tierra, a una distancia que oscilará entre los 55 millones y los 400 millones de kilómetros, aunque aceptan este reto y aspiran a ser quienes aporten datos más completos, incluso mediciones en tres dimensiones (3D), aporten. - ¿Le gustaría ser astronauta?

- No, a mis treinta y ocho años me conformo con ser profesor universitario. A Muxía es lo más lejos que pienso llegar.

- ¿Desde cuándo llevan trabajando en este proyecto?

- Desde hace unos cuatro años. Los temas de Marte son enormes, y en este estamos involucrados ingenieros de telecomunicaciones como nosotros, especialistas en electrónica, geólogos, meteorólogos... Nuestro trabajo es cumplir con los requerimientos que nos piden los científicos. Trabajamos casi en secreto, hasta que apareció publicado en un artículo de Planetary Science. No lo sabían ni en la Universidad Politécnica de Cataluña. Al salir a la luz, ahora puedes hacer ver a tu familia que era cierto que trabajabas para la NASA. A mí me haría gracia queahí figure un gallego, y mira...

- ¿Usted se siente, entonces, más gallego que catalán?

- En Galicia me llaman catalán, y en Cataluña, gallego. Pero mis raíces están en la comunidad .