El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

vecinos en peligro

Un rayo hace puré su piso en Santiago y casi lo electrocuta

La descarga eléctrica dañó dos edificios // Un residente estuvo a punto de electrocutarse al apagar con agua el fuego que salía de una llave de luz // Los afectados reclaman el arreglo de los destrozos, pero nadie les responde

La descarga eléctrica bajó por los canalones. En la foto se ve un agujero en uno de estos desagües - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ
Ver galería
La descarga eléctrica bajó por los canalones. En la foto se ve un agujero en uno de estos desagües - FOTO: ANTONIO HERNÁNDEZ

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 18.04.2008 
A- A+

Un rayo le quemó toda la instalación eléctrica de su vivienda; él mismo corrió riesgo de electrocutarse. Ayer por la tarde aún no tenía luz, ni calefacción, ni siquiera teléfono y, encima, le dicen que tiene que pagar de su bolsillo todos los desperfectos: más de seis mil euros.

Se trata de Ramón Fandiño, un vecino de la rúa dos Cabalos (entre Vista Alegre y Vite). Un rayo cayó en su barrio con la tormenta de la noche del pasado miércoles. Y, "a través del cableado público, entró en mi casa". Fandiño estaba en ese momento en la cocina. "Acababa de coger un vaso, y me dirigía al salón para ver la final de la Copa del Rey". De pronto "oí una explosión, y me quedé paralizado", comenta. Enfrente tenía el cuadro de luz, "cuyos trozos de madera y plástico volaron a su alrededor. Una bola de fuego me pasó por delante de la cara".

A.H.
El cuadro de la luz saltó en pedazos y ardió por causa del rayo
FOTO: A.H.

Fandiño creyó que "me había explosionado la caldera de la calefacción, así que bajé al garaje". Allí vio que un paraguas estaba ardiendo, y que el fuego bajaba por el cable de la llave de la luz. "Entonces hice lo que sé que nunca se debe hacer: cogí una manguera y le eché agua". No se electrocutó de milagro.

Además de esto, reventaron tres canalones del agua (rompiendo incluso algo de cemento de la pared), y estallaron decenas de cristales. "El rayo entró desde fuera a la casa, quemó todo el cordón eléctrico y bajó por el desagüe", comenta. Un matrimonio vecino dice que "estábamos en el comedor mirando la televisión en ese momento, y pensamos que caía la casa", explica Celestino García. Rompió una ventana de esta habitación pero, por suerte, ellos no estaban en la galería, pues allí fue peor: todos los vidrios estallaron. Otra de las vecinas comenta que "fuera había lágrimas de luces, como si fuesen los fuegos del Apóstol". Lo que vio en realidad esta mujer fue el cableado del teléfono, que quedó totalmente desintegrado.

Fandiño llamó a la empresa Malga, contratada por Fenosa para ocuparse del mantenimiento eléctrico de esta zona de Santiago, "y me dijeron que tenía que avisar, por mi cuenta y riesgo, a un profesional privado para arreglarlo todo porque fue un fenómeno de la naturaleza, y nadie se responsabiliza". Los vecinos, sin embargo, señalan que la descarga eléctrica se produjo en una zona del cableado eléctrico en el que hay eucaliptos "y las ramas tocan el hilo". Según ellos, "lo denunciamos en varias ocasiones porque de vez en cuando hace chispas y ya han saltado los automáticos de las casas en algunas ocasiones". 

El canalón saltó a 30 metros

A las 21.45 horas del miércoles, los vecinos de los inmuebles 55 y 57 de la calle Os Cabalos, en Santiago, escucharon una enorme explosión. En el exterior de estas casas aparecieron rotos tres canalones. El trozo de uno de ellos apareció tirado en la carretera a 30 metros de distancia.

Ventanas rotas por doquier

El rayo se coló desde el exterior al interior de la vivienda 57, según los vecinos, y provocó que el cuadro de la luz reventara en pedazos. También causó que estallaran un buen número de cristales en el edificio de al lado. Rompieron los vidrios de una galería y los de cuatro ventanas más.

Y los cables tocan el árbol

Los vecinos afectados mantienen que el rayo no cayó sobre la casa, sino sobre el cableado que hay enfrente. En esta zona, las torretas de Fenosa están rodeadas de eucaliptos y algunas ramas tocan los cordones eléctricos. Según los residentes, esto ya fue denunciado varias veces.

Más fotos en la Galería gráfica

FENOSA RESPONDE

"Fue al revés, se metió en nuestra red"

Los vecinos afectados sostienen que "el rayo no cayó dentro de la casa", sino que llegó hasta ella "a través del cableado de la luz que está en contacto con unas ramas de eucalipto". Por este motivo, ayer se dirigieron al Instituto Galego de Consumo, "pero de allí me enviaron a Medio Ambiente. En estas oficinas tampoco me dieron respuesta, y me dirigieron a la delegación de Industria de A Coruña". El jefe de servicio de este último organismo "me comentó que lo único que podía hacer es denunciarlo en el Juzgado", declara Ramón Fandiño. Los residentes están enfadados por esta respuesta de las administraciones y porque "Fenosa no se dignó a venir aquí para comprobar lo que sucedió realmente", repiten los residentes.

Este diario se puso en contacto con el gabinete de Comunicación de Unión Fenosa. Y su versión es la contraria: "El rayo entró desde la vivienda a través de un canalón en la instalación generando una avería en la red eléctrica, lo que provocó que se disparara la celda de protección del transformador de O Romaño a las 21.41 horas. La avería duró 50 minutos". Sobre las ramas de los eucaliptos y su posible influencia no precisaron nada .

EL DATO

Tormenta y granizo

Desde las 20 horas del miércoles hasta las diez de la mañana de ayer cayeron 18,3 litros por metro cuadrado en Santiago, según datos del Observatorio Ramón María Aller. Durante la tormenta, llovió a razón de 5 litros por metro cuadrado, y también granizó durante la noche .