El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

investigación

La versión de que una ola rompió el cable del 'Helimer' no convence

Un ex comandante de esta aeronave y un experto en salvamento rechazan rotundamente esa versión // El Sikorsky S-61N había pasado una exhaustiva revisión hace muy poco tiempo en Noruega

A. ORGAZ • SANTIAGO   | 27.02.2008 
A- A+

Fernando Blanco
Interior del ‘Helimer Galicia’ y a la izquierda la grúa de rescate y el cable objeto de la polémica
FOTO: Fernando Blanco

La versión preliminar previa a la investigación que ofreció Salvamento Marítimo sobre la posibilidad de que una gran ola o un golpe de mar rompiera el cable del Helimer Galicia con el que iba a ser rescatado el guardiacivil Ramón González Cabaleiro, no convence a casi nadie.

Varios profesionales relacionados con el mundo del mar y el salvamento mostraron ayer a EL CORREO su estupefacción por esta hipótesis, que consideraron como la más remota de todas las posibles. En este sentido se manifestó Enrique Tarrida, miembro del sindicato CGT, con representación en la empresa de helicópteros Helicsa, propietaria de las aeronaves que tiene contratadas Salvamento Marítimo.

Enrique Tarrida no quiso dejar de puntualizar que este asunto "es un tema en el que hay que ser muy cauto y habrá que esperar a las investigaciones, que han de ser exhaustivas". Pero aún así, preguntado concretamente sobre la posibilidad de que el cable se rompiera por un golpe de mar, indicó que es "bastante difícil". Basó su afirmación en que el cable está preparado para soportar más de 200 kilogramos y si éste se fracturó fue por algún fallo, ya que no podía encontrarse deteriorado porque el Sikorsky S-61N, modelo del Helimer Galicia, hacía muy poco tiempo que había pasado una profunda revisión en Noruega.

Sobre el peso que pudiera cargar el cable, Tarrida explicó que estos helicópteros llevan un sistema de seguridad que ante un enganche importante o un exceso de peso o presión, este se rompe para no poner en peligro la aeronave y la tripulación, aunque no lo considera posible. Aún así explicó que, como experto en salvamento, "toda intervención de este calibre entraña un riesgo real debido a la fuerza del mar y las circunstancias meteorológicas que muchas veces son imposibles de prever".

Ni ola ni material

El que fue comandante del Helimer durante 16 años y vocal del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), Esteban de Diego, aseguraba ayer que la rotura del cable pudo deberse a una interferencia en la banda de HF que activó el corte por seguridad, pero descarta que el accidente que costó la vida al guardiacivil Ramón González Cabaleiro pudiera deberse a una ola o al mal estado del material.

De Diego, al igual que Tarrida, valora como más plausible y única la hipótesis de que se activase el corte de emergencia del cable, "un mecanismo a base de pólvora al que el piloto puede recurrir en un caso crítico y en situación de extrema emergencia que ponga en peligro la vida de la tripulación al afectar a la estabilidad del helicóptero, que no era el caso, pero que una interferencia de HF pudo activarlo", informa ­Europa Press.

Esteban de Diego también rechazó las críticas sobre el material, "ya que son sometidos a un mantenimiento exhaustivo" y recordó, como ya hizo el anterior experto, que el Helimer Galicia se había reincorporado recientemente tras una revisión total, "que implica su total desmantelamiento al milímetro y después colocación pieza por pieza. Esta operación dura un año y se realiza en Noruega porque allí está la operadora con mayor especialización.

Insistiendo en esta tesis, De Diego descartó la teoría de la Unión de Guardias Civiles de que el cable estuviera en malas condiciones. "Es impensable", dijo el comandante y aseguró que estos helicópteros pasan todos los días una profunda revisión de todos los dispositivos del helicóptero mientras el piloto pone en marcha la aeronave.

UNIÓN FEDERAL DE GUARDIAS CIVILES

"El compañero estaba bocabajo"

Pedro Javier Sánchez, del sindicato Unión Federal de Guardias Civiles, aseguró ayer a este diario que Ramón González Cabaleiro ya estaba bocabajo cuando el rescatador llegó hasta él. Pero Pedro Javier Sánchez también ha hablado de numerosas irregularidades, tanto del helicóptero como de los medios del instituto armado. Este guardiacivil, también experto en salvamento y submarinismo, asegura que los chalecos salvavidas han de activarse automáticamente en cuanto una cae al agua, a través de una bombona de CO2, pero que el sistema manual está para situaciones de emergencia. Sin embargo, Sánchez indicó que el mantenimiento de las bombonas es precario, ya que no tienen dispositivos para rellenarlas. Asimismo, aseguró que el flash del chaleco tiene autonomía para 12 horas, pero sólo duró tres minutos, además de que el agente cayó de la zódiac, una embarcación que está prohibido utilizar de noche. Sobre la posibilidad de la gran ola, Sánchez dijo que le "resulta imposible" de creer .

! LAS CLAVES

¿Quién investigará el accidente?

Salvamento Marítimo informó el lunes que la comisión permanente de accidentes marítimos no investigará esta tragedia. Pero puestos en contacto con la comisión de investigación de accidentes e incidentes de aviación civil, también dependiente del Ministerio de Fomento, aseguraron a EL CORREO no saber nada sobre el asunto.

"Hay buen material, no mantenimiento"

Pedro Javier Sánchez aseguró que el material del que dispone la Guardia Civil del Mar es bueno y lo surte la misma empresa, Náutica Onieva. Sin embargo, aseguró que el mantenimiento no es bueno, ni los repuestos suficientes, e insistió en los cargadores de dióxido de ­carbono para las bombonas de los chalecos salvavidas.

El caso del 'Rey Álvarez II'

El comandante Esteban de Diego recordó el caso del pesquero de Muxía Rey Álvarez II. "Los dos marineros que estaban siendo izados al helicóptero no cayeron al mar porque se rompiera el cable, sino que hubo que abortar la operación ante una situación de extrema emergencia, ya que peligraba la vida de toda la tripulación.

El sistema de posicionamiento

De Diego aseguró que hoy en día no puede pasar lo que ocurrió con el Rey Álvarez II, ya que los helicópteros cuentan ahora con el sistema de posicionamiento automático, que mantiene la aeronave estable y no se da la situación de aquel trágico día y lo que imposibilita un tirón del cable y que éste pueda llegar a romperse .