El Correo Gallego

Galicia » Opinión

firma invitada

Los sexenios y el Ministerio de Educación

MAITE CANCELO MÁRQUEZ*   | 19.01.2007 
A- A+

En los últimos años se han acumulado muchos problemas en el mundo educativo, y uno importante a nivel universitario es el de las injusticias de los sexenios. Y ustedes se preguntarán ¿qué es un sexenio? Sexenio es como vulgarmente llamamos al complemento retributivo al que teóricamente tenemos derecho los profesores universitarios si superamos la evaluación de nuestra actividad investigadora cada 6 años (o sea, el equivalente al quinquenio de docencia, que se solicita cada 5 años).

Este complemento desde la aprobación de la LOU pasa a ser considerado un requisito para que un profesor universitario pueda realizar alguna de las actividades académicas que hasta ese momento eran no sólo derechos, sino obligaciones (como, por ejemplo, formar parte de plazas juzgadoras de profesorado), además de ser también requisito para poder promocionarse en la carrera docente.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene hoy el llamado sexenio es lógico suponer que las reglas del juego son conocidas por todos y que incluso son consensuadas con la comunidad científica. Pues no. La evaluación la realizan unos "comités asesores" por grandes campos científicos para una Comisión Nacional de Evaluación de la Actividad Investigadora (CNEAI), que a su vez depende del MEC. Esta Comisión publica una convocatoria poco transparente, con unos criterios poco claros, que dejan un gran margen a la discrecionalidad de la Comisión, que puede evaluar unos trabajos positiva y otros negativamente sin determinar las razones, así como puede ponderar el número de autores que participan en el trabajo sin especificar tampoco cuándo lo hace. Lo más grave es que como de 6 años solo se pueden presentar 5 trabajos a evaluación, todo se complica más.

En cualquier caso, imagínense ustedes si yo en la asignatura que imparto, cuando tengo que evaluar si sus hijos han aprovechado el curso, lo que normalmente hago a través de controles y exámenes, lo hago sin decir la materia que entra, ni les explico por qué les asigno una puntuación determinada, lo que, a su vez, imposibilita que puedan reclamar sobre el resultado en el caso de haber sido desfavorable: "No tiene ni idea de por qué se le ha asignado esa puntuación", y además les digo: "Calidad insuficiente", pero no les indico cuáles son los fallos o el porqué de esa insuficiencia.

Esta falta de transparencia, tanto en los criterios aplicados como en los resultados de las distintas evaluaciones (no podemos comparar nuestra investigación con la de otros, ya que desconocemos quién ha sido evaluado positivamente), hacen que el sistema sea "perverso", y que los diferentes comités apliquen diferentes criterios con resultados divergentes.

Como ejemplo de esto, solo hay que ver, con los datos de la propia CNEAI, que en el año 2003 había casi tres sexenios concedidos por doctor en ciencias experimentales frente a sólo uno en ciencias económicas y empresariales.

Apoyo del Defensor

Por todo ello, unos 2.000 profesores de universidad nos hemos unido en un manifiesto con el objeto de protestar por la situación, ya desde hace unos cuatro años. A esta protesta también se han unido asociaciones de profesores, todos los sindicatos mayoritarios o algún rector. Además, hemos recibido el apoyo del defensor del pueblo, D. Enrique Múgica, que hace recomendaciones al MEC en nuestra línea, que se pueden consultar en sus informes de los años 2004 y 2005, al cual le agradezco muy sinceramente en nombre de todos los firmantes su muy valioso apoyo. Hemos recibido otros apoyos, como la Crue (Conferencia de Rectores) y algunos Sindicatos tal y como se recoge en los informes del Foro de Universidades Españolas.

*Profesora Titular de Economía Aplicada y coordinadora del recurso al MEC