El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

mugardos

El Plan de Emergencias Exterior de Reganosa fija 40 tipos de accidente

Establece medidas de protección para un perímetro de 400 metros alrededor de la fábrica // La Comisión Gallega de Protección Civil aprueba el documento, requisito previo para que la factoría pueda entrar en operatividad comercial

E.P. SANTIAGO  | 02.07.2007 
A- A+

El Plan de Emergencias Exterior de Reganosa incluye 40 tipos de accidente posibles y establece medidas de protección para un perímetro de 400 metros alrededor de la fábrica, en función de los productos empleados en la regasificadora, principalmente gas y elementos químicos de control.

Así figura en el documento aprobado hoy por unanimidad por la Comisión Gallega de Protección Civil, requisito previo para que la factoría, actualmente en fase de pruebas, pueda entrar en operatividad comercial. No obstante, el plan todavía está pendiente de homologación por parte de la Comisión Nacional de Protección Civil y del visto bueno definitivo del Consello de la Xunta.

El conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, confió en que la tramitación concluya antes del descanso estival, para garantizar cuanto antes que Reganosa "funciona como cualquier factoría industrial: bajo estrictas medidas de control en los aspectos que deben ser previstos y con todas las garantías para la población circundante".

En este sentido, el plan se basa también en las operaciones de descarga, tratamiento y distribución que se van a producir en la planta situada en Mugardos (A Coruña) y, según Méndez Romeu, "no hubo ninguna dificultad" para su aprobación, puesto que fue elaborado por especialistas y supervisado por un equipo técnico que emitió una certificación.

Garantías

De esta forma, el conselleiro mantuvo que, desde el punto de vista legal, se sigue "escrupulosamente" la planificación necesaria para que cuando la factoría abra las puertas para la explotación comercial "cuente con todos los permisos necesarios y los documentos que garanticen que funciona como cualquier factoría industrial".

No obstante, admitió que, "paralelamente", la implantación de la factoría sufre "un proceso de contestación" entre sectores de la comarca de Ferrol con los que se ha abierto un "proceso de diálogo" para "disipar incertidumbres y tranquilizar posibles temores no suficientemente fundamentados".

El objetivo de estas conversaciones, en las que también se aborda la "posible afectación" a intereses marisqueros, pasa por garantizar que, en el momento en el que se inicie la explotación comercial de una industria "estratégica para el futuro desarrollo industrial de Galicia, exista un grado de consenso y aceptación social suficiente".

Riesgos controlados

Así, Méndez declaró que Galicia, "como todo país moderno, tiene un conjunto de explotaciones de carácter industrial que tienen riesgos que tienen que ser evaluados y permanentemente sometidos a control", tanto en el caso de Reganosa como "en otras del país".

Al respecto, explicó que "los radios de protección no son de exclusión", en el sentido de que, al considerar que las afectaciones se pueden producir en esos 400 metros, el plan prevé "respuestas concretas ante cada tipo de accidente con los medios necesarios para garantizar en todo momento la seguridad".