El Correo Gallego

Galicia » Economía

planta de gas

Bastida amenaza con no dejar pasar a los gaseros

Los mariscadores reclaman las compensaciones pactadas con la Xunta antes de reanudar las movilizaciones // Continúa el encierro vecinal

F. CASAL • FERROL   | 27.07.2007 
A- A+

En el mes de abril, Bernardo Bastida dimitió como patrón mayor, pero hoy continúa en funciones, y reitera que nadie más que él puede hablar en nombre de los mariscadores de Ferrol. Bastida, que ya fue encarcelado hace dos meses por tratar de impedir la entrada de los gaseros a la planta de Reganosa, volvió a amenazar ayer con nuevas acciones de protesta si la Xunta no paga a los mariscadores lo acordado en compensación por las pérdidas que les supone dejar de faenar cada vez que un gasero entra o sale de la ría ferrolana.

"No estamos dispuestos a perder dinero por cada marea mientras entre un barco, sea legal o ilegal, a Reganosa, y no vamos a permitir que vuelva a entrar ningún barco si antes no se nos paga lo acordado. A mí me es igual volver a la prisión de Teixeiro", dijo. "No me gusta, pero me están obligando". El controvertido patrón mayor reclamó que el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, y el conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, reciban a los mariscadores para tratar de acercar posturas sobre el conflicto derivado de la planta de regasificación de Mugardos.

"La vamos a montar gorda"

En una rueda de prensa improvisada en plenos pasillos del edificio de la Xunta en Ferrol, Bastida aprovechó para recriminar el "trato desigual" que, según él, el Ejecutivo autonómico está dando a los mariscadores de cada uno de los márgenes de la ría de Ferrol. "Lo que queremos es igualdad de trato, no queremos ningún conflicto, así que no nos obliguen a crearlo, porque si la situación persiste", afirmó, "la vamos a montar muy gorda y vamos a colapsar de nuevo Ferrol a partir del próximo lunes", amenazó el patrón si antes no reciben garantías del cobro pactado con la Xunta meses atrás.

Al otro lado de la ría, ayer, los vecinos encerrados en el consistorio municipal de Mugardos en protesta por la falta de información sobre el plan de emergencia de Reganosa se mostraron descontentos tras la reunión mantenida ayer por una delegación de los mismos con la dirección de Protección Civil de A Coruña, quien rehusó facilitarles documentación alguna sobre el Plan de Emergencia Exterior aprobado por la Xunta hasta que no sea publicado en el DOG, según afirmó ayer por la tarde la presidenta vecinal de Mehá, Luz Marina. "Aquí parece que nadie es responsable de nada y todos se tiran la pelota continuamente. Cada vez sentimos más impotencia, por lo que nadie dude que el encierro continuará de forma indefinida", señaló.