El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Solo tres aeropuertos españoles llevan nombres de personalidades

Aena reconoce el Adolfo Suárez de Madrid, el Seve Ballesteros de Santander y el Federico García Lorca de Granada // El Reina Sofía y el Pablo Picasso, de Tenerife y Málaga, no tienen reconocido el nombre por la autoridad aeronáutica // Rosalía de Castro se uniría al pequeño grupo de mujeres homenajeadas: Benazir Bhutto, Indira Gandhi y Hillary Clinton // El cambio del aeropuerto cántabro obligó a la Gobierno de la comunidad a asumir todos los costes

La primera terminal de Lavacolla era de madera, en la imagen en 1935. - FOTO: Archivo El Correo Gallego
La primera terminal de Lavacolla era de madera, en la imagen en 1935. - FOTO: Archivo El Correo Gallego

J.EIREOS SANTIAGO  | 20.01.2017 
A- A+

Compostela Aberta llevaba al pleno de este jueves en Santiago la propuesta de dar una nueva denominación al conocido como Aeropuerto de Lavacolla. La decisión de ponerle el nombre de la escritora padronesa Rosalía de Castro ha sido apoyada por unanimidad de todos los grupos con una declaración institucional. De aprobarlo Aena y el ministerio de Fomento, pasará a denominarse Aeropuerto Rosalía de Castro-Santiago de Compostela-Lavacolla.

El de Lavacolla será el cuarto aeropuerto del estado en llevar el nombre de una personalidad. Antes lo hicieron el de Barajas, hoy Adolfo Suárez - Barajas, el de Santander, hoy conocido como aeropuerto Seve Ballesteros, y el de Granada, que homenajea a Federico García Lorca, si bien en la web de Aena se refieren a él con las iniciales F.D.L. Un político, un deportista y un escritor. Uno de los aeródromos de Tenerife es conocido como el Reina Sofía, aunque en Aena se identifica siempre como Tenerife Sur. Algo similar le ocurre al de Málaga. Se le conoce popularmente como el Pablo Picasso, aunque en su portal corporativo no se hace referencia a ello. En estos casos, aunque el cambio sea un hecho práctico y visible (existe cartelería), no se ha aplicado oficialmente a la información aeronáutica del aeropuerto.

La propuesta del partido que gobierna ha sido apoyada por todos los grupos de la corporación. El BNG lo ve como una buena iniciativa para promover la figura de la escritora como un referente universal de la cultura de Galicia. No obstante, la posible aprobación tendrá algunas cuestiones que dilucidar. Más allá de si se está de acuerdo en homenajear a esta figura literaria, la propuesta esconde un caramelo envenenado: el coste económico. Puede suponer el cambio de toda la identidad corporativa, tanto de la existente en las instalaciones como en todo los espacios de divulgación, llámense revistas, folletos, portales digitales. Obliga a una estrategia paulatina y organizada de cambio en distintos espacios de promoción del aeródromo, con sus costes correspondientes. Cabe preguntarse quién los asumirá.

Según informaba El Confidencial el pasado mes de abril de 2015, la aprobación del cambio de nombre para la base aérea en Cantabria supuso que el Ministerio de Fomento aprobase dicho cambio, pero obligaba al Gobierno de la comunidad a establecer un convenio con Aena. Debía establecer el marco de actuación y llevar a cabo estos cambios, así como asumir los costes económicos. El nuevo nombre no va a tener oposición por parte de Fomento y de Aena, pero es más más que probable que sea necesaria una negociación con la Xunta para ver qué administración será la que asuma estos costes. Está por ver.

Los aeropuertos llevan, generalmente, el nombre de la localidad o de la zona concreta en donde están localizados. Son mayoría en España, no obstante, en la geografía mundial, localizamos multitud de ejemplos. Hay científicos, escritores, músicos, pero son los políticos los que se llevan la mayor parte de los honores. No obstante, sí sería novedoso que el aeropuerto central de Galicia llevase nombre de mujer, y más si es escritora (suelen ser líderes políticos). Aunque sería una tarea muy compleja localizar entre todos los aérodromos del mundo los que llevan nombre femenino, existen algunos ejemplos como el de Pakistán, donde encontramos el de Islamabad, llamado Benazir Bhutto, líder política. En India está el de Indira Gandhi, en Nueva Delhi. En Estados Unidos está el de Bill y Hillary Clinton en Little Rock, Arkansas, también política.

En Europa encontramos más ejemplos con autoridades: en Francia encontramos el de París, que se llama Charles de Gaulle;el Atatürk de Estambul; el Juan Pablo II de Cracovia y el Lech Walesa de Gdansk (Polonia), el Sá Carnerio de Oporto; en Grecia está el Venizelos de Atenas; el Václav Havel de Praga, en República Checa. Lejos del viejo continente encontramos el célebre JFK (John F. Kennedy) de Nueva York; el George Bush de Houston; el Nelson Mandela de Isla Santiago en Cabo Verde; el Simón Bolívar de Caracas; el José Martí de La Habana, Cuba; el Obiang Nguema de Mengomeyen, Guinea Ecuatorial.

No obstante, los hay más dados al arte y la cultura. Así en Inglaterra localizamos el John Lennon de Liverpool, el Robin Hood de Sheffield. En Alemania está el de Munich , aeropuerto Internacional Franz Josef Strauss. El de Lyon es uno de esos ejemplos que recuerdan a un escritor (y aviador), Saint Exupéry, el autor de El Principito. En Serbia se localiza el de Belgrado, al que da nombre el científico Nicola Tesla.

Y por supuesto, aparecen aeródromos que reconocen a grandes figuras de la exploración, y al 50 por ciento, es el caso de aeropuerto polar estadounidense Amundsen-Scott, en la Antártida.