El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

i+d

Una puerta al Universo

Diecisiete países inauguraron el mayor detector de rayos cósmicos del mundo, un sueño hecho realidad junto a los Andes // Galicia es participante activa del proyecto, centrado en los misterios de las partículas más energéticas

IOLANDA CASAL. ENVIADA ESPECIAL • MALARGÜE (ARGENTINA)   | 16.11.2008 
A- A+

El Nobel de Física James W. Cronin, Laura Sánchez Piñón, Alan Watson (portavoz de la colaboración Pierre Auger) y Enrique Zas, del grupo de Astrofísica de Partículas de la Universidade de Santiago

Nació en la mente de los científicos casi como una fantasía, pero ya es presente, rozando la aventura en plena Pampa Amarilla, a los pies de los Andes. Por eso la comparación con un sueño convertido en realidad fue la idea más repetida por quienes tomaron la palabra en la inauguración del observatorio Pierre A­uger el pasado viernes por la tarde (madrugada hora española), celebrada en Malargüe (Mendoza), la localidad argentina que acoge el que es el mayor detector de rayos cósmicos del mundo, centrado en el estudio de las partículas más energéticas conocidas en el universo, hasta diez millones de veces más elevadas que las aceleradas en el gran colisionador de Ginebra. El primero en expresarlo así fue el propio James Cronin, premio Nobel del Física y padre de la idea, singular por su extensión -clave para registrar unas partículas que llegan con cuentagotas a la Tierra- y su carácter híbrido, que reduce los errores sistemáticos de cálculo.

"Es ­la concreción de un sueño de mucha gente, pero que quizás empezó con mi interés por los rayos cósmicos", dijo C­ronin ante investigadores y autoridades políticas de los 17 países participantes en esta macrocolaboración científica. En representación de España estuvo la conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, que arropó de manera especial al grupo de Física de Astropartículas de la Universidade de Santiago (USC).

El grupo, dirigido por Enrique Zas, fue el primero de España en sumarse a esta iniciativa y es también el más activo de los cinco participantes. El proyecto implica a 450 investigadores de casi 20 países -diez europeos-, todo un desafío en sí mismo,"una experiencia que me ha cambiado la vida", bromeó Alan Watson, el gran apoyo de Cronin en esta aventura.

La colaboración ha sido y es también un reconocimiento para la investigación Argentina, confesó el viceministro de Ciencia del país, Alejandro Ceccatto. La presidenta del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (el CNRS), Catherine Bréchignac, señaló en esta línea que el país austral debería seguir siendo socia de Europa en otros proyectos de astropartículas, como el de un nuevo telescopio.

En la ceremonia también participaron vecinos de Malargüe, una ciudad de 20.000 habitantes volcada con el observatorio. Los científicos se integran también en la zona con actividades divulgativas en sus instalaciones y en las escuelas de la zona, abriendo su conocimiento al mundo, desde este lugar apartado de casi todo, con la misma ilusión que abre toda una puerta al universo para desentrañar uno de sus misterios más enigmáticos del cosmos. (2.623)

 

GANAR PROTAGONISMO EN LA SEGUNDA FASE

España puede estar más alto

La USC tiene un destacado papel en el proyecto Pierre A­uger, pero España en conjunto debe aspirar a más en la segunda parte, en la que se pondrá en marcha un observatorio gemelo en el hemisferio Norte, en 20.000 km2 en Colorado. Así lo ve el gestor del área de Física de Partículas del Ministerio de Ciencia de España, Juan Fuster, que también estuvo en Malargüe. "El grupo más representativo de España es claramente el de Santiago", dijo. Juan Fuster considera que la representación española, del 8% en una acción de 17 países, juega un "papel bastante digno", pero señala también que con una propuesta coherente y coordinada la física estatal podría ganar más protagonismo en el experimento. "Hay que discutir el tema y ver los recursos que tenemos. Los que más me preocupan son los humanos, no hay muchos y formar a gente experta cuesta tiempo, no se hace de la noche a la mañana", añadió. Las posibles trabas derivadas del contexto económico son, a su juicio, menores. "Llevo en esto muchos años y lo que se llama crisis es mucho mejor que cuando empecé", respondió.

Fuster hizo notar que el P­ierre Auger no es el único proyecto internacional de calado con presencia española de la física de partículas española .