Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Viernes 19.09.2014  | Actualizado 09.43 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

notas de actualidad

JOSÉ MANUEL GARCÍA IGLESIAS

Miquel Barceló

Se acaba de presentar al público el trabajo de Miquel Barceló en la catedral de Mallorca, una obra gestionada desde el patronato Art a la Seu. La capilla del Santísimo, ahora ornada por este autor, se nos presenta como una especie de punto de encuentro entre lo que es el arte contemporáneo y la Iglesia católica como promotora de tal actividad. La obra, planteada como un ingente mural cerámico y ambientado por unas vidrieras igualmente trabajadas por este artista, resulta una trabajo creativo potente, testimonio de una espiritualidad que nos parece novedosa.

Sin embargo, y sin negar la grandeza de lo logrado, ahora alguna de las voces que representan al encargo muestran ciertos signos de disconformidad con el resultado final. Se alude a que la intensidad lumínica no es, que la imagen de Cristo no resulta suficientemente noble, que el rostro de ese Jesús resucitado se parece al del propio Barceló...

Parece que la Historia tiende a repetirse. Artistas tan grandes como Miguel Ángel, Veronés, El Greco o Caravaggio vivieron, en el ayer, similares experiencias. También las figuras del Juicio Final de la Sixtina se entendían, en el momento en que fueron pintadas, desnudas en demasía. Y los personajes sagrados que nos mostraba Caravaggio les resultaban, a quienes encargaron las representaciones en cuestión, un tanto innobles y hasta sucios...

Es normal, claro está, que quien encarga una obra pretenda que lo planteado se acomode a sus gustos. Pero también parece legítimo que quien es artista tenga el margen suficiente para que su creatividad resulte naturalmente viva y genere un lenguaje consonante con su época y con su personalidad misma.

La figura del Resucitado de Barceló ha sido pintada de blanco por Joan Bestard, según parece, con la intención de dulcificarla. También Volterra vistió, en su día, a los personajes del Juicio de Miguel Ángel. Como decía, la Historia sigue.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS