El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

polémico PGOM

El alcalde de Nigrán atribuye a una "trama organizada" del PSdeG los incidentes que impidieron el pleno

Afirma que a la próxima sesión irá "el mismo documento" sobre el que se podrán hacer modificaciones en el plazo de alegaciones previsto // Los altercados para reclamar que se negocie otro plan urbanístico provocaron heridas leves a un vecino y tres agentes

E.P. NIGRÁN (PONTEVEDRA)  | 02.06.2006 
A- A+

El alcalde de Nigrán, el popular Alfredo Rodríguez, atribuyó a "una trama organizada" del PSdeG los incidentes registrados hoy en el ayuntamiento con motivo del pleno para la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que tuvo que ser suspendido por los disturbios provocados por vecinos contrarios al documento urbanístico.

"Todo es una trama organizada del grupo socialista, que lleva dos meses calentando", aseguró el alcalde, en declaraciones a los medios, quien aseguró que "es lo mismo" que hace el PSOE en otros ayuntamientos de la provincia. Además, denunció que el portavoz municipal del PSOE, José Manuel Rial, justificó la violencia ejercida por los vecinos.

En esta línea, calificó de "lamentable" que el ejercicio democrático "sea violentado de esta forma". "No se nos permitió que, como representantes de los vecinos que somos, hablar con los actos violentos que hubo en las instalaciones del ayuntamiento", lamentó el regidor municipal.

"Nunca había pasado algo así", subrayó y puntualizó que el pleno se pospone para otra fecha, que no concretó, y afirmó que a la sesión irá "el mismo documento", sobre el que se podrán hacer las modificaciones oportunas en el plazo de alegaciones previsto.

Aprobación inicial

Rodríguez insistió en que lo que iba al pleno era la aprobación inicial del PGOM y recordó que falta la exposición pública y presentación de alegaciones posteriores. Así, indicó que "hasta ahora muy poca gente conoce el contenido" del documento.

El primer edil rechazó que hubiera ocultado "premeditadamente" información sobre el PGOM y subrayó que el equipo redactor "es uno de los mejores de España". Sobre la petición de que cambie el documento de partida indicó que "ahora no es posible replantear desde el principio esas zonas porque supondría un retraso".

En este sentido, reconoció que el Gobierno municipal quiere que el PGOM se apruebe antes de las elecciones y de que entre en vigor la nueva Lei do Solo, que tiene "muchas restricciones".

El alcalde firmó una resolución como presidente de la Corporación local en la que explica que en la sesión extraordinaria en la que estaba previsto la aprobación inicial del PGOM hubo "muy graves incidentes" que "pusieron en riesgo la integridad de los asistentes".

Condiciones de seguridad

Por ello, justificó la suspensión temporal del pleno y, al ver que persistía la situación y que el salón de actos "no reunía las condiciones de seguridad", el alcalde decidió suspender la sesión definitivamente.

Así lo comunicó a los representantes de los vecinos, quienes decidieron trasladar lo anunciado a los centenares de convecinos que se concentraban en el exterior del ayuntamiento. Al comunicarles la decisión, se escucharon gritos de protesta de "dimisión, mafiosos y ladrones".

El regidor municipal dijo que la próxima semana se reunirá con los grupos municipales para trasladarles el malestar por lo ocurrido hoy en el ayuntamiento. No obstante, indicó que respeta las opiniones pero lo vivido hoy, a su juicio, "fue incalificable".

Por su parte, el ex alcalde y líder del PIN, que gobierna en coalición con PP, Avelino Fernández, lamentó los incidentes porque los partidos políticos "no pudieron ejercer su derecho al voto y al debate". También acusó al BNG y PSOE de "haber alimentado este ambiente" y lamentó que Rial "defienda esto, que va en contra de la libertad de expresión". Al respecto, indicó que el gobierno estaba dispuesto "a recoger alegaciones y hacer lo posible por mejorar documento".

El alcalde y ex regidor de Nigrán negaron discrepancias en el seno del gobierno local sobre el procedimiento del documento urbanístico, a pesar de que de los 10 concejales que conforman el equipo de gobierno, varios ediles del PP y uno del PIN se mostraron dispuestos a suspender el pleno y alcanzar un consenso. Fernández reconoció, sin embargo, que "algún edil" sí apoyó la "conveniencia" de suspender el pleno para "relajar" el ambiente y hablar con vecinos y resto de grupos.

Incidentes

Más de 20 coches de la Guardia Civil y medio centenar de agentes de este cuerpo, de la Policía Local y de Protección Civil escoltaron el Ayuntamiento de Nigrán (Pontevedra) para intentar aplacar los incidentes provocados por un grupo de vecinos del municipio contrarios a la aprobación del PGOM.

En el momento en que se iba a iniciar el pleno municipal para debatir y votar el PGOM, un grupo de 40 vecinos entraron en la sala, mientras más de 500 aguardaban fuera, tiraron piedras y rompieron cristales de la Casa Consistorial, lo que obligó al alcalde, Alfredo Rodríguez (PP), a suspender la sesión plenaria.

El regidor, que gobierna con cinco concejales del PP y otros cinco del Partido Independiente de Nigrán, se reunió con una representación de los vecinos, a los que transmitió que su pretensión era aprobar en el pleno de hoy el PGOM, aunque la sesión tuviese que desarrollarse a puerta cerrada. Los grupos municipales de la oposición, BNG y PSdeG, se opusieron a esta postura, que provocó que se exaltasen aún más los ánimos entre los vecinos.

Así, un grupo de vecinos entró en la Secretaría del Ayuntamiento de Nigrán y se llevó documentación relacionada con el PGOM y paneles explicativos de una exposición sobre el plan, con los que hicieron una hoguera a las puertas de la Casa Consistorial.

Ante estos altercados, la Guardia Civil y la Policía Local utilizó sprays lacrimógenos para desalojar a los vecinos. Los incidentes provocaron, al menos, cuatro heridos de carácter leve: un vecino, un Guardia Civil, y dos policías locales, que tuvieron que ser atendidos en un centro médico de las contusiones y magulladuras provocadas por los golpes y las piedras.

Tras más de cinco horas de incertidumbre por saber si se retomaba la sesión plenaria, unos 200 vecinos se quedaron a esperar la salida del alcalde para recriminarle su actitud y lanzaron huevos.