El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

mugardos

Los vecinos cumplen más 82 horas de encierro contra el Plan de Emergencia para Reganosa

El patrón mayor de Ferrol amenaza con retomar las protestas contra Reganosa

EFE. MUGARDOS  | 26.07.2007 
A- A+

Un grupo numeroso de vecinos de la parroquia mugardesa de Mehá, donde se ubica la planta de gas, prosiguió hoy con el encierro indefinido que iniciaron el pasado lunes, hace más de 82 horas, en el salón de plenos del consistorio en protesta por la aprobación del Plan Exterior de Emergencia (PEE) para Reganosa.
  
Una delegación de la plataforma vecinal de "Cruceiro de Mehá" encabezada por su presidenta, Luz Marina Torrente, abandonaron esta mañana el encierro por unas horas para acudir a una reunión en Santiago de Compostela con la Dirección Xeral de Protección, órgano encargado de la redacción de un plan ya aprobado por el Consello de la Xunta que calificaron de "tapadera" e "irrisorio".
  
Los vecinos, más de una treintena, llevan más de 82 horas de encierro en el salón de plenos del municipio, donde se van turnando para permanecer en el interior del consistorio durante las 24 horas del día, según indicó hoy la Vicepresidenta de la asociación vecinal, Consuelo García, quien apuntó que a las seis de la tarde celebrarán una asamblea para informar de lo ocurrido en la reunión.
  
Denuncian que 180 vecinos viven en las 73 viviendas habitadas que se ubican dentro del perímetro de seguridad de 400 metros fijado por el Plan de Emergencias de la Xunta, y a poco más de 150 metros de la planta de gas.
  
Fuentes de este colectivo aseguraron que no están dispuestos a abandonar su encierro hasta que no se atiendan sus demandas e insisten en mantener un encuentro con el responsable del área de Industria e Energía de A Coruña, Francisco Barroso, de quien depende la licencia comercial de la regasificadora de Mugardos, que opera en fase de pruebas desde el pasado 9 de mayo.
  
Al encierro se unió también la edil de IU en la localidad, Pilar Díaz,además de recibir la adhesión y muestras de solidaridad de otros colectivos de la comarca como la Plataforma Ártabra 21 y distintas entidades que integran el Comité Ciudadano de Emerxencia, colectivo que se opone desde hace año a la ubicación de la planta en el interior de la ría de Ferrol.

Mariscadores

El patrón mayor en funciones de la cofradía de mariscadores de Ferrol, Bernardo Bastida, amenazó hoy con retomar las protestas contra Reganosa si la Xunta no compensa al pósito por las posible pérdidas económicas que se derivan del cierre de la ría realizado por las autoridades para permitir la llegada de los dos primeros gaseros con destino a la planta de Mugardos.
  
"No estamos dispuestos a perder dinero por mareas mientras entra un barco, sea legal o ilegal" declaró Bastida, para añadir que la Cofradía "no permitirá que entre ningún barco si antes no se hace efectivo lo que se perdió".
  
El patrón mayor pidió que se les permita realizar estudios para determinar los posibles daños en los bancos marisqueros y responsabilizó económicamente de los mismos a la Admisnitración autonómica, y en concreto a la Consellería de Pesca de Carmen Gallego.
  
"Me es igual ir para Teixeiro. No me gusta pero me están obligando" manifestó Bastida para solicitar a continuación que el delegado del Gobierno en Galicia y el Conselleiro de la Presidencia, José Luis Méndez Romeu, reciban a los mariscadores de Ferrol para acercar posturas sobre Reganosa.
  
Bastida, en una improvisada rueda de prensa celebrada este mediodía en las dependencias del edificio administrativo de la Xunta en la plaza de España de Ferrol, se mostró hoy molesto por el "trato desigual" que a su entender exhiben las autoridades autonómicas contra los mariscadores ferrolanos.
  
Bastida, que acudió este mediodía a la delegación de Pesca en la ciudad para dirigirse al responsable departamento autonómico, sostiene que los mariscadores del pósito de Ferrol llevan dos días faenando en una de las zonas de reparqueo, una vez superado el periodo de dos meses fijado para su depuración y posterior comercialización.
  
Denuncia que esta mañana la Guardia Civil se personó en la zona en la que estaban mariscando los miembros de la cofradía ferrolana para impedir que desarrollarán sus tareas con normalidad.
  
El patrón ferrolano asegura que la Cofradía de Barallobre (Fene) lleva ya varias semanas faenando en esa zona de reparqueo de la ría ferrolana, entre Caranza y el astillero de la antigua Astano.
  
"Es mucha casualidad que en dos meses la Xunta no actuase contra quien estaba mariscando en zonas no autorizadas y hoy aparecen la Xunta y la Guardia Civil amenazando con venir a nuestra lonja a quitar marisco" aseguró Bastida, para denunciar que sin embargo "no aparecen" en las zonas de O Couto y A Cabana hay cerca de "60 furtivos".
  
"Pedimos igualdad de trato. Ferrol no quiere conflicto, que nos los creen" manifestó para advertir que si la situación se repite "vamos a montarla gorda, armados de razón" para añadir que en ese caso actuarán "a partir del lunes bloqueando Ferrol".
  
La ría de Ferrol está catalogada como zona C de marisqueo a instancias de las directivas de la Unión Europea. Esta consideración obliga a los mariscadores de Ferrol a reparquear gran parte de los producto extraído en los principales bancos de la ría, como el de As Pías, y depositarlo en aguas limpias durante dos meses para su depuración y venta.