El Correo Gallego

FRANCISCO BARREIRO MORANDEIRA, profesor Ad Honorem de la Universidade de Santiago

“Ejercer como médico con la máxima dignidad exige estudiar continuamente”

{ Santiago, 1946 } El doctor Francisco Barreiro acaba de ser reconocido por sus compañeros con la Medalla de Honor de la Academia Médico Quirúrgica de Santiago. Tras esta distinción está una larga trayectoria como cirujano que comenzó en el antiguo hospital Xeral. Fue el impulsor de la Cirugía Mayor Ambulatoria del CHUS

El público infantil y juvenil tiene asegurado el ocio en los días de apertura del recinto - FOTO: S.F.V.

El Silleda Park vuelve con más atracciones este Nadal

El parque de atracciones abrirá los días 22, 23, 28, 29 y 30 de diciembre y del 1 al 7 de enero en la Feria Internacional de Galicia // Saltamontes, escalextric o la típica pista de coches convivirán con videojuegos, deportes o un ajedrez gigante

MONBÚS OBRADOIRO, 75 - IBEROSTAR TENERIFE, 64

No diga Obra, diga: DE-FEN-SA

El equipo santiagués suma su séptimo triunfo, permanece invicto en Sar, ante un Tenerife al que empequeñeció con un soberbio trabajo en la retaguardia // Afronta el parón desde la cuarta plaza

Artem Pustovyi en un mate ante Tobey ayer en el duelo en Sar frente al Tenerife - FOTO: Antonio Hernández
Ver galería
Haciendo Galicia

negro sobre branco
MARÍA DO CARME GARCÍA-NEGRO

Eu estaba alí

TIVEN ocasión e aproveiteina: fun á manifestación do sábado día 11 en Barcelona. Dise que os medios de comunicación actuais informan na súa...

5

JUAN SALGADO

Justicia, volver a las cavernas

PUEDE que, también en el ámbito judicial, el corazón se rebele ante situaciones que la razón no entiende. Puede asimismo que, como es...

1

VERLAS VENIR
JOSÉ CASTRO LÓPEZ

Patria y Transición

El instituto rosalía de castro de santiago acaba de fallar el Premio de Narrativa Arcebispo Juan de San Clemente, un certamen singular...

La Quinta de El CorreoLínea editorial

LOS REYES DEL MANDO
JOSÉ MIGUEL GIRÁLDEZ

Sierra y las palabras

EN mi conversación con Javier Sierra, el Grial no es el asunto más importante. Sale mucho más Dan Brown, que el autor defiende como creador...

JOSÉ MANUEL ESTÉVEZ-SAÁ

La deseada cita anual con Andrea

UN año más nuestra adorable Andrea nos invita, desde allí arriba, a hacer una pausa en el camino y meditar sobre lo que de verdad importa...

MARCELINO AGÍS VILLAVERDE

El Japón empresarial

CON el recuerdo, todavía gozoso, de la celebración en la Facultad de Filosofía de la USC del I Simposio Internacional de Estudios Japoneses,...

Vladimir Ilich Lenin, en uno de sus primeros mítines, recién llegado de su cómodo exilio de Zúrich, donde vivía en la Spiegelgasse, cerca de Tristán Tzara - FOTO: XF/ARCHIVO DOCUMENTAL SOVIÉTICO

La esperanza que se convirtió en un reguero de sangre

'La historia no registra otro cambio de frente tan radical', diría león trotsky al comienzo de su célebre historia de la revolución rusa de 1917. uno puede estar o no de acuerdo, aunque sospecha que la francesa, algo más de un siglo anterior (1789/1799), pudo haber sido, en todo caso, un tanto más bestia. Pues bien. lo de los soviets fue, a todas luces, un experimento precipitado, aunque urgente. de esto último no cabe la menor duda. los zares habían condenado al pueblo a un hambre atroz y a unas condiciones en que la vida era, simplemente, un milagro, y los límites de aguante ya habían sido sobrepasados mucho tiempo antes, pero la precipitación fue innegable. el principal ideólogo, vladimir ilich lenin, venía de otro planeta (en concreto, de la spiegelgasse de zÚrich), y no puede decirse que su sentido de la realidad de su país fuera muy exacto. sus pasos indecisos al comienzo de la historia, así lo han demostrado. Nacía el marxismo/leninismo. léase comunismo. uno también es marxista, sólo que de la facción harpista. por eso no creo que mi ideología deje de triunfar nunca. es menos arriesgada. la otra, la leninista, ha fracasado, en la práctica, una y otra y otra vez. lástima. era una esperanza...

Pasatiempos

  • Horóscopo
  • Crucigramas
  • Cruzadas
  • Sudoku

Suscríbete!

Suscripción a edición impresa

  •  

Portada en PDF

Portada en PDF