El Correo Gallego

Portada » Hemeroteca Web

castigo

Ascó podría ser sancionada con una multa récord de 22,5 millones

El Consejo de Seguridad Nuclear acordó ayer proponer un expediente contra la central por los incidentes de noviembre // Pese a que la detección de partículas radiactivas no afectó a la población, se habla de fallos significativos

T.D./EFE • MADRID   | 19.08.2008 
A- A+

Efe
Una mujer toma el sol frente a la central nuclear de Ascó, donde en noviembre se detectó una fuga
FOTO: Efe

La sanción a la central nuclear de Ascó por los incidentes registrados en noviembre del pasado año, que incluyeron la detección de partículas radiactivas en el exterior del edificio, podría oscilar entre los 9 y los 22,5 millones de euros, la máxima impuesta a una instalación de este tipo.

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear acordó ayer proponer al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio la apertura de un expediente sancionador a esa central, que incluye cuatro propuestas de sanción graves y dos leves, según informó el CSN en una nota en este sentido.

Las conclusiones del Pleno se fundamentan en que, aunque no ha existido daño en la población ni en al medioambiente y la estimación en términos de riesgo es remota y de carácter leve, se han producido fallos significativos en el control y el suministro de información al Consejo por parte del titular de la planta.

El acuerdo se adoptó por unanimidad, y será ahora el Ministerio de Industria el que deberá iniciar el expediente y aplicar la sanción que corresponda.

La propuesta del Pleno incluye una sanción grave en grado máximo, cuya cuantía oscila entre 4,5 y 9 millones de euros; tres graves en grado medio (entre 1,5 y 4,5 millones) y dos leves en grado medio (de 15.000 a 150.000 euros), de acuerdo con la ley de reforma del CSN. Esa ley, aprobada en octubre, elevó las sanciones hasta un máximo de 30 millones de euros, diez veces más de la multa que se podía imponer hasta ese momento.

Las instalaciones de la central registraron el 29 de noviembre del pasado año un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de la planta atómica, aunque el incidente no se conoció públicamente hasta principios de abril.

El Consejo de Seguridad Nuclear clasificó en principio el suceso de nivel 1, aunque posteriormente lo elevó hasta el 2 (incidente), de acuerdo a la escala internacional INES que mide este tipo de incidentes, que abarca desde el 0 (sin significación para la seguridad) hasta el 7 (a­ccidente grave).

Aunque los datos recopilados apuntaban a que el impacto radiológico sobre la población y sobre los trabajadores de la central estaban por debajo de los límites legales, la empresa realizó mediciones de radiactividad a todos los que pasaron por allí desde el 28 de noviembre.

La clave

Ecologistas ven la medida insuficiente

Representantes de organizaciones ecologistas calificaron ayer de insuficiente la propuesta de expediente sancionador acordada por el CSN a Ascó, y consideraron que debería alcanzar los 300 millones de euros. Advirtieron de que la decisión "minimiza el impacto del accidente" .