El Correo Gallego

Economía | economia@elcorreogallego.es

motor para la élite

Identity creará en Carballo deportivos ‘a la carta’ más exclusivos que Ferrari

La empresa ha iniciado el proceso de diseño de su nuevo prototipo, que podría entrar en producción en año y medio y costará unos 300.000 euros

01.04.2007 
A- A+

Identity Cars
El Identity I1 llegó, vio y triunfó en la edición 2006 del Salón del Automóvil de Ginebra,
FOTO: Identity Cars

El proyecto está en marcha: si usted dispone de aproximadamente de 300.000 euros (cincuenta millones de las desaparecidas pesetas), dentro de año y medio podrá adquirir a una firma ubicada en Carballo, A Coruña, un coche único en el mundo, diseñado a su medida. En la compra de un Identity participará incluso un gabinete de psicología, que buscará las claves en el entorno y la forma de vida del comprador, para que la personalización sea perfecta. Sobre el papel, ya es posible realizar cinco mil variaciones sobre el deportivo base, una cota que sacaría los colores a Ferrari o a Lamborghini. No hay todavía automóvil en el mercado, pero importadores de todo el mundo, de EEUU a Emiratos Árabes, pasando por Hong Kong, Egipto o Australia, han mostrado ya su interés por comercializarlo.

Esta iniciativa parte de Identity Cars, firma que preside José Ramón Fernández Franqueira, que pretende fabricar deportivos de más de 500 caballos de potencia a tiro de piedra de la Costa da Morte, pero a poco más de 40 minutos de Santiago. Sobre la mesa, y con un apoyo del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y la Consellería de Innovación e Industria que Fernández Franqueira agradece "infinitamente", figura un proyecto que recoge una inversión de más de 10 millones de euros, gracias al cual vería la luz la factoría carballesa. Aunque reacio a dar plazos, podría estar en marcha "en un año y medio".

El objetivo es el polígono de Bertoa, donde Identity ya ha solicitado terrenos, aunque si estos no se conceden a tiempo se apostaría por alquilar una nave. Se crearán 60 empleos directos y 250 indirectos, plantilla que sacará al mercado 100 deportivos por año, todos con la garantía de ser únicos y de construcción artesanal. Por si fuera poco, del mismo modelo base no se venderán más de trescientos.

La firma gallega lleva años trabajando, y no parte de cero. Cuenta con la plataforma tecnológica precisa para montar sobre ella "un nuevo automóvil con un nuevo traje", después de haber diseñado su primer prototipo. Este deportivo de lujo causó sensación, en un proyecto que el Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG) tasó en 2.450.000 euros. Sin embargo, los gastos acumulados hasta la fecha son "bastante mayores".

José Ramón Fernández explica, como también hizo en las páginas del diario El economista, que este primer prototipo no alcanzó la fase productiva porque "no reunía todos los requisitos de exclusividad que requerirá un Identity". Tras un proceso de reestructuración financiera, se inició la fase del rediseño, cambios que han provocado que la iniciativa acumule "unos seis meses de retraso según lo previsto".

No se ha malgastado un euro, sostiene Franqueira, pues los avances conseguidos con el anterior modelo a nivel tecnológico se mantienen y refuerzan, pero ahora se inicia una nueva fase de I+D con un fichaje de órdago, el de Eduardo González, reconocido diseñador especializado en pequeñas series en la empresa Comarth. Junto a él, en la actualidad, un equipo de 50 personas, con el CTAG como aliado, trabajan de forma externa para lograr que Identity sea "una máquina totalmente engrasada". Se tardará "lo que haga falta" para crear la nueva carrocería, para que ésta "responda a nuestra imagen de marca". Cuando esté listo el prototipo, se realizará una completa y larga fase de pruebas para que vaya como la seda y sea seguro. "El lanzamiento debe convencer", concluye Fernández.

Para el futuro, cuando este modelo haya llegado a su madurez (tres o cuatro años), el objetivo es sacar otros dos deportivos biplazas, con lo que la planta de Carballo duplicaría su producción y puestos de trabajo.

JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ FRANQUEIRA

El líder de Identity, en Santiago

"Galicia debe apostar por la industria del lujo"

Existe un mercado en el que todo el empleo que se crea es de calidad, estable y cualificado: el del lujo. Así lo entiende José Ramón Fernández Franqueira (Carballo, 1980), joven aunque sobradamente preparado al que a los diez años se le metió en la cabeza que quería levantar una fábrica de coches en su tierra natal, y está a punto de lograrlo. "Galicia debe apostar por la industria del lujo, y la Xunta debería redoblar sus esfuerzos para atraer el mayor número de estas empresas posible", asegura, señalando que se podría crear una marca específica, dentro incluso de Galicia Calidade, que potenciase estos productos y servicios.

Este licenciado en Derecho en Madrid, que cuenta con tres másteres relacionados con la dirección empresarial, los recursos humanos y el motor, fue uno de los hombres fuertes de Fiat en España, primero en Lancia, y luego como coordinador de la Fundación Fiat. Pese a su juventud, lleva años moviéndose en la élite empresarial. Para demostrar que la apuesta por Carballo es firme, hará entrar a Identity dentro del vivero de empresas de la localidad.

Combinando su pasión por el motor con la búsqueda de negocio, Franqueira es consciente de que tras "enamorar a todos" con su primer prototipo, ahora quieren "conquistar a aquellos que nos van a comprar". Se trata de un cliente que vive el lujo como forma de vida, y que no necesita aparentar, "que busca un producto hecho a su medida, que responda a su identidad: de ahí surge nuestra marca, Identity, un producto único".

Así, "del cantante al jeque árabe, nuestro comprador objetivo es un gentleman driver (caballero sobre ruedas)" que quizás ya tenga varios BMW, Mercedes, o Ferrari en su garaje. Y ninguno le ofrecerá lo que le aportará un Identity .

LA FRASE "

"Somos una empresa de lujo que vende sueños; Identity no es una marca de automóviles, es un estilo de vida" .