El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Hernández acusa a CA de "equidistancia" ante protestas okupas

El alcalde de Santiago pide "responsabilidad" al PP y a "Nerón Hernández" con las protestas okupas y rechaza "echar gasolina al fuego" // Rubén Cela, del BNG, censura que "la única" violencia en la protesta okupa fue la policial, que "instrumentaliza" el PP // El portavoz de En Marea, Luis Villares, ve bien que se haya permitido la manifestación

Agustín Hernández
Agustín Hernández

SANTIAGO E.P.   | 12.06.2017 
A- A+

El portavoz municipal del PP de Santiago, Agustín Hernández, ha acusado de "equidistancia" y actuar con "medias tintas" al gobierno local de Compostela Aberta ante las protestas contra el desalojo del edificio okupado por el colectivo Escárnio e Maldizer.

A preguntas de la prensa sobre la manifestación del pasado sábado --que finalizó con cargas policiales y dos detenidos después de que parte de los asistentes a la marcha accediesen al interior de un colegio abandonado a través de la puerta del patio--, Hernández critica que "no fue un día normal, porque la intención de los antisistema no era precisamente normal".

Por ello, sostiene que "cuando el posicionamiento de alguna de las administraciones", en alusión al gobierno de Santiago, "no es clara" se
produce "lo que aconteció el martes", en referencia a los enfrentamientos entre policías y manifestantes del 30 de mayo en el casco histórico.

Respecto a si cree que las protestas en apoyo al colectivo Escárnio e Maldizer se convertirán en algo habitual en la ciudad, ha respondido que que "eso habrá que preguntar a los okupas y antisistema".

"DELICADEZA" POLICIAL "EXTREMA"

Cuestionado por la denuncia de Galiza Nova de "brutalidad policial" en la protesta del sábado, así como los diversos vídeos en los que se puede observar a agentes golpeando con sus porras a manifestantes sentados en el suelo, Agustín Hernández ha defendido que la "delicadeza" con la que actuaron los antidisturbios "fue extrema".

"Tuve ocasión de visualizar un vídeo de 14 minutos al respecto de la forma en la que la policía retiró a los okupas que estaban situados en la calle República Arxentina y tengo que decir, con total claridad, que su delicadeza fue extrema", asevera. "Me refiero a la delicadeza de la Policía teniendo en cuenta que había unos señores ocupando la vía pública sin permiso", agrega.

En este sentido, el portavoz popular apunta que la "profesionalidad y capacidad de disuasión" de la Policía "evitó que se tuviera cualquier tipo de incidente". Por ello, ha querido "agradecer" y "felicitar" a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que "hizo un trabajo disuasorio sobre los antisistema".

De hecho, le parece "sorprendente la profesionalidad de la Policía Nacional" con "gente insultando y faltando al respeto a funcionarios públicos que estaban trabajando". "Luego, opiniones, por supuesto, son todas libres", ha zanjado.

MOCIÓN EN PLENO CONTRA EL STILO

En otro orden de cosas, Agustín Hernández ha informado en rueda de prensa de que su grupo presentará una moción en el próximo pleno municipal ante el "problema" de "inseguridad" del bar Stilo en Fernando III O Santo con el fin de que el Ayuntamiento actué con un "incremento" de sanciones y vigilancia.

Según ha explicado, se reclama al ejecutivo que permita una "habilitación" a la Policía Local --en base a una ordenanza de la Federación de Municipios e Provincias (FEMP)-- para que puedan requerir verbalmente a personas que no cumplan las normas y ser "desalojados con fuerza proporcional".

Además, se exige al Ayuntamiento de Santiago que garantice mayor presencia de la Policía Local "en horas de más riesgo", que tramite con "agilidad" expedientes abiertos a este local y que posibilite la instalación de una cámara de videovigilancia en ese punto como elemento disuasorio. Asimismo, se llama a que se produzca el "cierre" del local si persisten las "conductas incívicas".

Aunque reconoce que es un problema "complicado" de resolver, censura la "indiferencia" del ejecutivo de Martiño Noriega, puesto que los vecinos "no aguantan más" y tienen "miedo de salir a la calle".

NORIEGA PIDE RESPONSABILIDAD

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha arremetido contra la "irresponsabilidad" del PP y de su portavoz local, Agustín Hernández, ante las protestas celebradas en la ciudad contra el desalojo del edificio okupado por el colectivo Escárnio e Maldizer. En este sentido, ha apostado por el "diálogo" sobre el conflicto y ha rechazado "echar gasolina al fuego", valorando la "resistencia pasiva" ejercida por los manifestantes del sábado. "Nerón Hernández Fernández de Rojas está haciendo un papelón estas semanas en la ciudad", ha ironizado el regidor local, en declaraciones a los medios y comparando así al portavoz local del PP de Santiago con el mencionado emperador romano.

En respuesta a las palabras del propio Hernández este mismo lunes, en las que acusa al alcalde de actuar "con medias tintas" en el conflicto, Noriega ha reprochado al portavoz popular su intención "usurpar la representatividad de la institución con sesgo partidario" desde el desalojo del local okupado en el casco histórico, criticando que "no esté haciendo nada por facilitar la resolución" del problema. "Seguramente porque no le interesa que se solucione", ha añadido.

Martiño Noriega ha lamentado que el PP confunda "hacer oposición al gobierno municipal con hacerle oposición a la ciudad" y ha criticado "la utilización que se hizo de la institución", que ha puesto de manifiesto que "algunos entienden que en este país hay un régimen de partido único". "No se le puede estar echando gasolina al fuego, nosotros no lo vamos a hacer. Es una ciudad patrimonio de la humanidad que tiene una dinámica muy positiva y no vamos a interiorizar determinados guiones que algunos nos pretenden impostar", ha insistido.

En contraposición a la "irresponsabilidad" del PP de Santiago, Noriega ha valorado el comportamiento de los manifestantes del sábado "practicando la resistencia pasiva" y sin "deterioro del mobiliario" urbano. El regidor local ha insistido, al respecto, en que el conflicto generado "se podría haber evitado trabajando responsablemente" y ha asegurado que continuarán "la interlocución y el diálogo" en lugar de "retroalimentar otro tipo de guiones" que no reflejan la normalidad de la ciudad de Santiago.

RUBÉN CELA

El portavoz municipal del BNG, Rubén Cela, censura que "la única utilización de la violencia" en la manifestación del sábado en contra del desalojo del edificio okupado por el colectivo Escárnio e Maldizer "fue por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", mientras critica la "instrumentalización política" por parte del PP en busca de sacar réditos del conflicto.

En rueda de prensa, Cela ha denunciado el dispositivo policial "absolutamente desproporcionado" del pasado sábado, con "más de 200 antidisturbios para una manifestación de 600 personas", que "fue a todas luces excesivo", en donde los agentes "incluso dificultaron la labor informativa de periodistas". La protesta finalizó con cargas policiales y dos detenidos después de que parte de los asistentes a la marcha accediesen al interior de un colegio abandonado a través de la puerta del patio.

Así, valora que "no hubiese en la manifestación de este sábado comportamientos violentos por parte de los manifestantes", con una postura "pacífica", como se observa en "el reconocimiento de los propios atestados" en los que no se refleja "ningún tipo de destrozo ni de problema en el mobiliario urbano".

Por ello, carga contra la "criminalización indiscriminada del conjunto de personas que han apoyado las diferentes manifestaciones", mediante una "instrumentalización política de este conflicto" por parte del PP, que "lejos de ayudar a solucionarlo, lo único que hace es agrandarlo".

Asimismo, cree "fundamental que el PP cambie de actitud ante este conflicto" y que "no haya una instrumentalización partidaria e institucional en el Ayuntamiento, en la Xunta o en la Delegación del Gobierno".

RECONDUCIR EL CONFLICTO CON "INTERLOCUCIÓN" DEL AYUNTAMIENTO

De tal forma, el concejal nacionalista sostiene que "lo que apremia es reconducir un conflicto que, desde luego, no es bueno para nadie" y "no es bueno para Santiago de Compostela".

Por tal motivo, aboga por que el gobierno municipal busque "interlocución" para "cuando menos concertar alternativa de espacios públicos para que se puedan desarrollar actividades sociales y culturales que se venían haciendo en este centro (desalojado en el caso histórico)", "con independencia de que, legítimamente, estos organizadores entiendan que la okupación es una reivindicación política".


VILLARES: "Satisfecho por el que se pemita la manifestación"

El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha saludado este lunes que las fuerzas del orden permitiesen salir a la manifestación en contra del desalojo de un local okupa en Santiago pese a no haber sido comunicada, al tiempo que ha puesto en valor que los agentes están "para impedir que se produzcan incidentes".

Preguntado en rueda de prensa sobre la protesta que el pasado sábado terminó con cargas policiales después de que parte de los manifestantes irrumpiesen en las instalaciones de un colegio abandonado en el Ensanche compostelano, Villares ha declinado opinar si la actuación de los agentes fue proporcionada alegando que él no estuvo en esa protesta.

Lo que sí ha señalado el máximo responsable de la formación rupturista es que "no hubo personas heridas" y que, por tanto, "todo terminó con normalidad".

Así pues, ha preferido quedarse con lo "positivo" de que se permitiese "el derecho a la libre manifestación de las personas que así lo deseen" por las calles de la capital gallega y de que las fuerzas de seguridad hayan "impedido" que se produjesen "incidentes" que pudieran afectar a "otros derechos fundamentales".

Más allá de eso, en cuanto a las cargas, el magistrado en excedencia ha reflexionado sobre que "el ejercicio de cualquier derecho fundamental muchas veces" provoca "tensiones" con otros derechos, y que buscar y asegurar "la salvaguarda de todos ellos" es lo que "da lugar al funcionamiento con normalidad de un estado democrático".

En días pasados, en relación a otros incidentes durante protestas de este mismo colectivo a raíz del tapiado de un edificio que utilizaba como centro social, Villares había abordado "la problemática relacionada con el derecho a una vivienda digna" desde la óptica del "derecho a que la propiedad cumpla unas funciones sociales".