El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

ganando barlovento

Año Darwin: Glick, otro sabio en Compostela

FERNANDO PONTE EX DECANO CIENCIAS DE LA SALUD UNIV. ALFONSO X EL SABIO   | 30.11.2008 
A- A+

La Universidad de Santiago viene, con gran acierto, trayendo a sus aulas en los últimos tiempos, a sabios de renombre internacional. Esto me parece extraordinariamente útil pues, además del impacto mediático y de prestigio para la USC que supone tener unos días entre nosotros a personas como John Forbes Nash o Stephen Hawking, lo verdaderamente importante es tener el placer de escucharles y conseguir que se constituyan en una referencia y un estímulo ( distintos de los roqueros, Simpsons y futbolistas habituales) para las nuevas y no tan nuevas generaciones de universitarios e incluso de bachilleres, lo que constituye un logro intelectual de primera magnitud.

En el ya cercano 2009, nuestra Universidad, en esta línea, ha decidido dedicar el año a la persona y la obra de Charles Darwin, por cumplirse, respectivamente, el bicentenario del nacimiento del científico y el 150 aniversario de la publicación en coautoría con Alfred Russel Wallace, de su inmortal obra El Origen de las especies.

En este orden de cosas, una de las actividades programadas es una conferencia del destacado hispanista y profesor de Historia de la Ciencia, Thomas Glick, de la Universidad de Boston.

Glick (Cleveland,1939) es un humanista en sentido absoluto, doctor en Historia por la Universidad de Harvard, dónde se licenció anteriormente en Historia y Ciencia, y licenciado en árabe por Columbia. Enseña en la universidad de Boston Historia y Ciencia Medieval, Historia Medieval de España e Historia de la Ciencia Moderna. Reúne, por tanto, una doble vertiente de hombre de letras y ciencias que constituye sin duda el mayor atractivo de su obra.

Esta es amplia y variada, ya que se interesó tempranamente, allá por los años 60, por la cultura española y ha cultivado, con igual acierto, cuestiones históricas y otras relativas a ciencia y técnica. Destacan entre ellos, sus trabajos sobre los sistemas de regadío medieval en la huerta valenciana.

Su enfoque comparativo de la difusión de las ideas científicas y técnicas resultó sumamente novedoso, así como sus estudios sobre la recepción en el ámbito hispanoamericano de los tres paradigmas clave de la ciencia contemporánea: El evolucionismo, el psicoanálisis y la relatividad.

Destacan, en el tema que nos ocupa, sus obras: la Recepción comparativa del ­Darwinismo, Darwin en España y Darwin y Darwinismo en el Uruguay y América Latina.

Tuve la suerte de saber que venía, por el mismo profesor Glick, que ya en los primeros meses de este año me comentaba en un correo electrónico que la USC, por medio del decano de la Facultad de Medicina, profesor Fraga Bermúdez, le había invitado a hablar sobre el Darwinismo; siendo el tema elegido por él: El Darwinismo en la obra de Roberto Nóvoa Santos.

Precisamente fue con motivo de cuestiones relativas a esta, como se inició entre nosotros una pequeña relación epistolar, ya que el profesor Glick, como pasa con gran parte de los verdaderamente grandes de este mundo, es hombre sencillo y afable y tuvo la amabilidad de contrastar conmigo, sus puntos de vista sobre determinados aspectos, algo confusos, de la obra de Roberto que yo le discutía.

En este sentido, el doctor Glick tuvo el gran detalle de cedernos su correspondencia privada con el Doctor Rof Carballo, lo que nos ha sido de gran utilidad para un trabajo sobre aspectos ideológicos de la obra de Nóvoa Santos, pendiente de publicarse en este momento. El interés del profesor Glick y de su próxima conferencia (hacia Marzo según nos dijo) en la obra de Nóvoa coincide plenamente con lo referido a los paradigmas citados, por cuanto esta reúne tanto cuestiones relacionadas con el Darwinismo como psicoanalíticas, tal como, con gran lucidez, detalla el doctor Rof Carballo en una de esas cartas, cuando identifica a Nóvoa como uno de los sabios españoles precozmente interesados por la obra de Sigmund Freud.

Esperemos disfrutar pronto de su brillante magisterio.