El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

manifestación EN Compostela

‘Marcha verde’ contra la venta de Galicia a las multinacionales

Más de 7.000 personas, según la organización, 5.000 según la Policía, protestaron ayer en Santiago por la políticas ambientales y de ordenación del territorio del Gobierno bipartito // Acusan a los dirigentes políticos de "vender Galicia" a los intereses de las grandes empresas

A Quintana se llenó de manifestantes, entre los cuales figuraban los ‘clones’ de Touriño, Quintana y Feijóo - FOTO: Antonio Hernández
Ver galerías (4)
A Quintana se llenó de manifestantes, entre los cuales figuraban los ‘clones’ de Touriño, Quintana y Feijóo - FOTO: Antonio Hernández

MÓNICA NOGUEIRA • SANTIAGO   | 18.02.2008 
A- A+

"Goberne quen goberne, Galicia non se vende". Este fue el mensaje que quisieron transmitir las más de 7.000 personas, según la organización -5.000, según la Policía-, que se movilizaron ayer por las calles de Santiago, procedentes de toda la comunidad, para protestar contra la "degradación" del país a consecuencia de las políticas medioambientales y de ordenación del territorio impulsadas desde el Gobierno bipartito, que consideran que son una "continuación" de las practicadas por el anterior Ejecutivo popular.

Las decenas de colectivos integrados en la plataforma Galiza no se Vende -desde Greenpeace, Verdegaia, Amarante, CNT, Nós Unidade Popular, asociaciones vecinales y agrupaciones de afectados por Reganosa, Ence, la depuradora de Lagares, la instalación de piscifactorías, o trazados de variantes, entre otros- acusaron a los dirigentes políticos de "vender Galicia" a las grandes empresas. Precisamente, tres manifestantes caracterizados de los líderes políticos gallegos -Emilio Pérez Touriño, Alberto Núñez Feijóo y Anxo Quintana, y a los que se unió una falsa conselleira de Pesca, Carmen Gallego- parodiaron las "transacciones" con otras personas disfrazadas de responsables de empresas, simulando ventas millonarias que engordaban de billetes sus llenos carros de la compra, al tiempo que inauguraban plazas y calles. Así, la Plaza de Galicia se convirtió en la Plaza de Caixa Galicia, y A Quintana se estrenó como Plaza del Bipartito.

Portavoces de la plataforma criticaron que el actual Ejecutivo de la Xunta, que eligieron los ciudadanos "para un cambio", desarrolle una política que consideran "continuista", en palabras de Enrique Banet, de Galicia Verde, y permite que empresas "depredadoras" se instalen en la comunidad a cambio de nada.

Al final de la marcha, en A Quintana, se dio lectura al manifiesto con las principales demandas, que se centraron en criticar el proceso de "especulación y depredación sin precedentes" que sufre el territorio, el "devastadores" planes acuícola, eólico y minero; el "abandono total" del rural, y los planeamientos municipales, en su opinión, "empeñados en construir y destruir". De todos estos "desastres" acusaron a la "clase política" por ser "cómplice" de que la legalidad urbanística y ambiental sea "impunemente vulnerada".

REACCIÓN

Una protección como nunca la hubo en el país

La Xunta salió al paso de las acusaciones vertidas por los manifestantes asegurando que "el Gobierno actual hace lo que nunca se hizo en Galicia y que estaba pendiente, que es defender como nadie las rías, ríos y litoral". Así lo subrayó Touriño en declaraciones a Radio Nacional, recogidas por Europa Press. Interpretó que las "voces que ahora se levantan" y "provocan movilizaciones" parecen que "no están siendo capaces de entender" que este Gobierno está "cambiando y protegiendo el territorio y el medioambiente como nunca". Defendió la "sensata y razonable" decisión de Costas de prorrogar la concesión a empresas sitas en el dominio público marítimo terrestre porque, de lo contrario, supondría "quiebra, despidos y un trauma a nivel empleo y social" .

APUNTES

Denuncia

Los manifestantes abogaron por una "ciudadanía autoorganizada" para exigir que se cumplan las leyes y denunciar que Galicia se convierte en un "desierto de monocultivos forestales y hormigón".

Ambiente festivo

Una carpa instalada en la Alameda parodió el expositor de una inmobiliaria, en el que un hombre disfrazado de azafata invitaba a comprar pisos en la supuesta urbanización Galicia D'or. El grupo de percusionistas Aperta amenizó la marcha, en la que no hubo incidentes, excepto algunas pintadas en sedes bancarias a cargo de encapuchados .