El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

debate

La Xunta quiere 'salvar' los núcleos urbanos previos a la Ley de Costas

El director xeral de Urbanismo asegura que la solución podría venir de la mano del Plan de Ordenación del Litoral // Lueje afirma que en la Administración central no "hay sensibilidad para entender el modelo territorial de Galicia" // El PP pide que se reforme la normativa actual

F. DUPLÁ/AGENCIAS • SANTIAGO . J. AGUADO   | 18.09.2008 
A- A+

Imagen de la localidad de Aguete, en Marín, una de las afectadas por la Ley de Costas

La Xunta estudia cómo regularizar la situación de los núcleos tradicionales del litoral anteriores a la Ley de Costas del año 1988. Así lo explicó ayer en el Parlamento el director xeral de Urbanismo, Ramón Lueje, quien aseguró que el departamento de Política Territorial analiza utilizar el Plan de Ordenación del Litoral para alcanzar una solución a este problema. En la actualidad, el Ministerio de Medio Ambiente está procediendo a ejecutar los deslindes previstos en aquella ley, con lo que se delimitaría con exactitud el dominio público marítimo terrestre pero, a la vez, muchas viviendas y construcciones del litoral pasarían a ser de titularidad estatal.

La cuestión ocupó ayer buena parte de la agenda de la Xunta y del Partido Popular de Galicia (PPdeG). La titular de Política Territorial, María José Caride, aseguró que con los deslindes se trata de cumplir con las previsiones legales y hacer que el litoral "sea accesible para todos", mientras que para el portavoz de los populares en el Hórreo, Manuel Ruiz Rivas, los deslindes encubren un "latrocinio" que puede afectar a "la propiedad de miles de viviendas en Galicia". Rivas pidió la reforma de la Ley de Costas.

La conselleira se mostró favorable a examinar caso por caso los problemas que podría plantear la ejecución de los deslindes, pero el director xeral de Urbanismo, en una comparecencia en el Parlamento, fue más explícito. Ramón Lueje precisó que la regularización de núcleos singulares se haría "no para pervertir" la normativa, "sino simplemente" para garantizar la existencia de estos núcleos y que no se les limite las ampliaciones "para garantizar las mínimas condiciones de habitabilidad", según informó Europa Press.

Poca sensibilidad en Madrid

Además, el responsable de Urbanismo de la Xunta lamentó que el Gobierno central "no tiene la sensibilidad para entender el modelo territorial de Galicia" y aseguró que su departamento "volverá a urgir" a la actual Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar -antigua Dirección General de Costas- a "agotar todas las vías para encontrar una solución".

Este debate parlamentario se suscitó tras preguntar el diputado del PPdeG Enrique López Veiga por la solución fallida de la Xunta para legalizar los cinco núcleos de Marín -Loira, Aguete, A Teoira, Casás y Mogor- considerados no urbanizables.

Lueje admitió que su departamento, que inició en el pasado mes de febrero la revisión de oficio del planeamiento municipal para legalizarlos, "lamentablemente no fructificó" en esta solución al informar el Consello Consultivo de forma negativa sobre este procedimiento.

Tanto López Veiga como Lueje coincidieron en que no sólo cuentan con este problema estos núcleos de Marín, sino que hay otros muchos en la comunidad gallega, aunque discreparon de la forma en la que solventar la situación. Así, mientras el diputado del PP apuntó que todo se solucionaría si el actual Gobierno consiguiese que el Ejecutivo central retirase el recurso que presentó al decreto 158/2005 presentado por la anterior Xunta del PP, el director xeral de Urbanismo le replicó que esto "no es tan fácil".

Lueje recordó, por su parte, que el recurso no sólo es del Estado, sino también de una asociación ecologista y le garantizó que la Xunta "no renuncia a ejercer sus competencias", aunque reconociendo que la materia de costas se incluye "en la legislación básica estatal". Enrique López Veiga insistió en que "ese decreto sí que resuelve las cosas", mientras que el responsable de Urbanismo abogó por trabajar juntos, "Gobierno y oposición", para resolver este problema.

APUNTE

Touriño: "Cumplir la legalidad"

También terció en la polémica el presidente Touriño, quien consideró que la aplicación de la Ley de Costas responde al cumplimiento de "las reglas del juego" de la democracia y sirve para "preservar los intereses generales" de la sociedad. El titular de la Xunta aseveró que el Ejecutivo "tiene que ser respetuoso con los intereses generales y cumplir la normativa". Por su parte, el líder de la Fegamp, Carlos Fernández Castro, apostó por mantener los deslindes, pero atendiendo a los problemas que puedan presentarse concello a concello. Fernández Castro se reunió ayer con la responsable de Política Territorial para analizar las Directrices de Ordenación del Territorio y el Plan Director de Estradas. Fernández dijo que materias como la ordenación territorial son un "asunto de país" .