El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Creus e carrasco

"Nos aproximamos al entorno a través de la arquitectura de lo espontáneo"

La pareja gallega, autores de la Fundación Luis Seoane, ve necesario partir de lo ya existente

07.11.2007 
A- A+

Vista general de la Lonja de Fisterra

Juan Creus y Covadonga Carrasco comparten oficio y vida. Desde 1994, en que crean el estudio de arquitectura Creus e Carrasco, ambos han participado en proyectos comunes, han impartido conferencias y han contribuido a la fundación de la Asociación O Cerne da Deboura. Entre sus obras figuran la Lonja de Fisterra; el Edificio das Artes, en Pontevedra; una casa de Tapia de Casariego, Asturias; los edificios dotacionales y espacio público, en Lugo; y el edificio que acoge la Fundación Luis Seoane, en A Coruña.

Esta última es la obra escogida por la pareja para hablar en los Encontros Internacionais de Arquitectura. "Cada arquitecto", explica Juan Creus, "tenía que escoger una obra y explicar, en función del lema del congreso, la búsqueda, cómo se ha llegado a esa concreción arquitectónica".

"Nos pareció que esta obra de la Fundación Luis Seoane podría ser muy representativa de nuestra manera de trabajar", asegura. Se trata de un antiguo cuartel coruñés, cuya transformación en fundación ganaron Creus e Carrasco en un concurso de ideas "y que, además, llegamos a construir".

Covadonga Carrasco (Ribadeo, 1965) y Juan Creus (A Coruña, 1966) son arquitectos por la ETSA de A Coruña. Este año han ganado el premio Jóvenes Arquitectos de España.

"En nuestra filosofía queremos siempre aproximarnos a la arquitectura a través de lo ya existente, por eso investigamos el entorno en el que vamos a trabajar, tanto en sus contenidos como en los habitantes", explica el autor. Creus afirma que para dar a la arquitectura continuidad en el tiempo, "nos aproximamos al entorno a través del dibujo de la naturaleza y a través de la aproximación a lo que llamamos arquitectura de lo espontáneo".

El arquitecto es realista a la hora de enjuiciar la construcción que se hace en Galicia. "Se hace lo mejor y lo peor: hay arquitectos comprometidos con el paisaje y la cultura, pero también hay gente a la que no le interesa ni el entorno ni el lugar". Pero no tiene ninguna duda de que la arquitectura gallega "es hoy plenamente competitiva".