El Correo Gallego

Portada  |   RSS - Portada RSS

CONCENTRACIón

Costa da Morte presiona para que Touriñán acoja la piscifactoría

La organización cifró en más de 2.000 los asistentes, y la Guardia Civil calculó unos 1.100 // El lema del acto fue "Polo dereito a traballar na Costa da Morte" // Si la Xunta no autoriza la granja de rodaballo, el alcalde anunció que acudirán a Santiago

Parte de los asistentes a la concentración celebrada ayer en Touriñán (Muxía) en pro de la granja de rodaballo de Pescanova - FOTO: Toba
Ver galería
Parte de los asistentes a la concentración celebrada ayer en Touriñán (Muxía) en pro de la granja de rodaballo de Pescanova - FOTO: Toba

J. M. RAMOS • MUXÍA   | 15.05.2006 
A- A+

¡Pescanova sí, sí, sí...! Ésa fue la consigna más coreada ayer en Touriñán por los asistentes a la concentración organizada por el Concello de Muxía para exigir a la Xunta que autorice la construcción de la granja de rodaballo proyectada por Pescanova, y que no cuenta con el visto bueno de la Administración autonómica por tratarse de una ubicación protegida por la Red Natura

La Guardia Civil cifró en algo más de 1.000 el número de asistentes, pero la organización aseguró que se superaron los 2.000 ya que, según indicó el alcalde, Alberto Blanco, se repartieron dos millares de pegatinas, "y no llegaron para todos".

Durante el acto, el propio regidor dio lectura a un comunicado, instando a la Xunta y a su presidente a que "recapaciten" y tengan en cuenta la sensibilidad social de los vecinos de Muxía y de toda la Costa da Morte, y que valoren los beneficios económicos y sociales que implicaría la creación de la granja acuícola.

Alberto Blanco recordó a todos los asistentes que el proyecto de Pescanova contaba con informes favorables de todas las administraciones y organismos públicos, y estaba avalado por los concellos de la zona. Pese a todo, añadió, ahora parece que va a ser interrumpido por la Xunta, "ignorando" la realidad social y económica de una zona deprimida y necesitada de inversiones que generen empleo y riqueza para sus habitantes.

Con la concentración de ayer, Blanco Rodríguez, aseguró que lo que se busca es defender los intereses de los vecinos de toda la Costa da Morte "y su derecho a vivir dignamente" en el lugar donde nacieron, utilizando los medios que éste posee. Dijo además que todos "somos respetuosos con el medio ambiente, pero no queremos que se juegue con el futuro de esta comarca".

¿Proteger los tojos?

El regidor muxiano señaló asimismo que en Touriñán no hay flora ni fauna que proteger "sólo pastos y tojos", por lo que se pregunta si ahora "¿hay que proteger los tojos antes que los trabajos para la gente de la zona?".

Alberto Blanco, que valoró muy positivamente la respuesta de la ciudadanía "pues fue masiva", aseguró a todos los asistentes que "si después de lo de hoy no nos hacen caso, iremos a Santiago o a donde haga falta, pues no podemos estar supeditados a caprichos políticos".

También tuvo palabras críticas para el PSOE de Costa da Morte que, inicialmente había mostrado su apoyo a la concentración, "pero por intereses partidistas cambiaron de opinión".

Aunque no acudió, el alcalde de Vimianzo, el socialista Alejandro Rodríguez, sí que envió un comunicado al Concello de Muxía apoyando sus reivindicaciones, el cual fue leído por el regidor muxiano.

El PSOE local sí asistió

Quienes sí asistieron al acto fueron los ediles del PSOE local, "porque tenemos un compromiso firme adquirido en el pleno del martes, y porque creemos que Muxía tiene que ser una potencia en acuicultura", aseguró su portavoz, Félix Porto.

No obstante, Porto Serantes fue muy crítico con el alcalde y con el PP, a los que acusó de "tergiversar y manipular" este asunto por intereses partidistas. Cree que deberían de abrirse vías de diálogo antes de manifestarse, y no entiende que hablen de emigración "quienes estuvieron gobernando durante 20 años y no hicieron nada para evitarlo".

En su opinión, el alcalde muxiano únicamente trata de crear "una cortina de humo para ocultar la realidad municipal".

MEDIO AMBIENTE

Narbona avala la postura de la Administración

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, aseguraba, también ayer, que "respeta" la decisión de la Xunta de desautorizar la planta de Touriñán, y enmarcó la misma entre las que se han realizado en otros puntos de España para evitar que una actividad económica incida "negativamente en espacios valiosos".

Defiende los esfuerzos para crear empleo, pero advirtió que no se puede olvidar el aspecto ambiental, porque "antes o después pasa factura", y confía en una solución que sea "aceptable para quienes defienden la actividad de Pescanova en Touriñán".

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, dijo que Pesca trabaja para que la situación se resuelva y la planta se instale en Galicia. Afirmó que las empresas tienen un aliado en el Gobierno, "y pueden aspirar a todo, menos a gobernar" .

LOS DATOS

Pegatinas y camisetas

 Muchos de los asistentes, algunos de los cuales llegaron a caballo, vestían camisetas con la inscripción Touriñán: Pescanova sí. Además, se repartieron pegatinas con el lema de la concentración y folletos con mensajes como Touriño dalle a man a Touriñán para que poda comer pan.

Feijóo y presentes

Asistieron el diputado del PP en el Congreso José Oreiro; el secretario provincial del PP, Carlos Negreira; alcaldes y ediles populares de la Costa da Morte, el regidor de Corcubión y directivos de la Asociación Neria. Feijóo, desde A Estrada, aseguró que se trata de una decisión política en contra del empleo .