El Correo Gallego

Última Hora » Galicia

Touriño admite que Reganosa no está en el sitio idóneo pero subraya que "respetar las normas vale para todos"

E.P. SANTIAGO  | 31.05.2007 
A- A+

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, admitió hoy que el emplazamiento de la planta regasificadora de Mugardos no es el más "idóneo" pero, tras recordar que la factoría "está donde está", apeló a "respetar las normas de convivencia" para reconducir la conflictividad desencadenada por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los mariscadores que se oponen a la entrada de gaseros en la ría de Ferrol. "Y vale para todos", aseveró.

En la rueda de prensa posterior al Consello, Touriño rechazó pronunciarse acerca de si en los disturbios que se produjeron ayer hubo carga policial y optó por insistir en su llamamiento a "respetar siempre la convivencia", tanto por parte de las autoridades del orden "en el marco de sus obligaciones" como por parte de los ciudadanos.

Tras el enconamiento de las protestas, que llevaron incluso a la detención del patrón mayor de la Cofradía de Ferrol, Bernardo Bastida, el mandatario insistió en su comparecencia de esta mañana en reclamar el "esfuerzo permanente por respetar el marco de convivencia legal que une a todos", si bien insistió en que esta apelación es "predicable para todo el mundo".

Así, aunque compartió con el alcalde electo de Ferrol, el socialista Vicente Irisarri, que la regasificadora no está en el lugar "idóneo" y que "había alternativas mejores", subrayó que "no decidió este presidente" y añadió que su opinión actualmente "no es del mayor interés". "Está donde está", reiteró.

Cumplir los trámites

En consecuencia, precisó que su "preocupación es que se cumplan los trámites" establecidos, que prevén que Reganosa, actualmente en fase de pruebas, esté plenamente operativa en agosto. Para ello, abogó por aprovechar los meses que restan para "aquilatar una pauta razonable de comportamiento", una vez que el Ministerio de Industria aprobó el proyecto inicial.

Al respecto, confió en que, por su parte, la compañía garantice un "escrupuloso respeto a la norma", puesto que "debe cubrirse esta fase", en la que la Xunta elabora el Plan de Emergencias Exteriores, que "deberá estar en agosto para que la empresa disponga de los elementos de certificación". "Ahí se está trabajando", concluyó.