El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

molestos con renfe

Denuncian que van como ganado en vagones obsoletos

Pasajeros de la línea Santigo-A Coruña están hartos de tragarse todo el trayecto de pie en trenes monomotores que operan en horas punta // Los afectados reclaman un transporte digno y con plazas suficientes // "A Galicia nos mandan maquinaria atemporal", critican

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 09.05.2008 
A- A+

antonio hernández
La estación de tren de Santiago es un punto de encuentro para centenares de viajeros de toda Galicia
FOTO: antonio hernández

La pesadilla continúa. Los pasajeros que cada día utilizan el tren para desplazarse de Compostela a la ciudad herculina se han puesto en pie de guerra para reclamar a Renfe un servicio digno. Hartos de la situación, un grupo de afectados ha emprendido una campaña para conseguir mejoras en la línea maldita. Según denuncian, esta misma semana en torno a 20 viajeros se han visto obligados a viajar de pie en un vagón monomotor con salida de Santiago a las 06.55 horas. El servicio de primera hora la mañana es uno de los más socorridos por vecinos de la capital gallega que trabajan en A Coruña. Sin embargo, con cierta periodicidad, Renfe recurre a un monomotor o ferrobús para cubrir una de las rutas más saturadas. "Era evidente que las plazas de las que disponía el vagón eran insuficientes", critican los usuarios. Algunos tuvieron que viajar sentados en las escaleras de las plataformas del tren, mientras que otros soportaron el trayecto de pie y apoyados en las mamparas de cristal. La falta de asientos generó momentos de tensión entre el pasaje y, según cuentan los usuarios, el interventor no les proporcionó información en ningún momento.

No es la primera vez. La situación se repite con cierta regularidad. Pero la compañía no da soluciones. Aunque Renfe lo niega, los viajeros aseguran que la empresa se comprometió hace siete meses a no utilizar monomotores. Para los afectados, el ferrobús "no asegura la comodidad de todos los pasajeros, pues en algunos tramos de la ruta (a las 06.55 horas) los usuarios de Cerceda, Vila y Meirama tenían que viajar de pie pagando billete por la escasez de asientos". No obstante, la situación no cambia. "Es de vergüenza. No es lógico que la Xunta subvencione a una compañía privada con los impuestos de los gallegos y se nos esté tratando de este modo", sentencian. Los usuarios, que presentaron las correspondientes reclamaciones una vez en su destino, exigen un transporte digno y con plazas suficientes para todo el pasaje. "En otras zonas disponen de convoys muy modernos y a Galicia nos mandan maquinaria totamente obsoleta y atemporal", critican.

JUSTIFICACIÓN

Medida "excepcional" por avería

El ferrobús utilizado en el trayecto Compostela-A Coruña cubre la ruta "de forma excepcional", explicaban ayer fuentes de Renfe a este diario. El tren que se encarga habitualmente del servicio sufrió una avería y, por eso, se recurrió a un monomotor. "Entendemos que no es la mejor maquinaria de la que disponemos, pero así conseguimos evitar más demoras", añadió el portavoz de la compañía. Precisamente, según relató, Renfe prefiere sustituir el tren convencional por un ferrobús para "ahorrar tiempos" y no ocasionar "molestias" a los viajeros. No obstante, la empresa tampoco descarta volver a utilizar la misma maquinaria en caso de urgencia. "Si las circunstancias no permiten tener otro tren en mejores condiciones, se podría poner el monomotor", señalan .

LAS CLAVES

Desplazamientos de fin de semana

La caravana universitaria que se desplaza en el corredor A Coruña-Vigo cada fin de semana sigue saturando los trenes de Renfe. Tras el puente de mayo, el convoy que cubre la ruta desde la ciudad olívica a la capital herculina (a última hora de la tarde) llegó a Compostela con un elevado porcentaje de viajeros de pie.

Convoys pensados para ir sin asiento

La ley permite que, en los trenes regionales, un determinado porcentaje de los pasajeros viaje de pie, explica Renfe. El caso registrado tras el puente de mayo con el regreso de los universitarios "entra dentro de lo normal". Los convoys "están habilitados y pensados para eso".

Tres quejas al año contra el servicio

Fuentes de Renfe indican que el estreno de los R-598 ha minimizado el problema de overbooking del fin de semana. A las ventanillas de la compañía antes llegaban "tres reclamaciones al mes", y ahora, la cifra se ha reducido a "tres al año". En teoría, en este tren siempre hay que subirse con el billete en mano .