El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL // TERCERA DIVISIÓN / PREFERENTE NORTE

El Compostela repitió errores pasados y no pasa del empate

Los blanquiazules encajaron el gol del Vilalonga en la jugada inicial del partido // Fue una pesada losa ante un rival superior // Mariño puso las tablas en el lanzamiento de una falta

JOSÉ LUIS IGLESIAS • SANTIAGO   | 14.09.2008 
A- A+

Compostela1
Vilalonga1

Pablo

Rego

Angelo

Cholo

Avendaño

Vlademir

Claudio

Petter (74’)

Mariño

Álex Blanco (60’)

Rubén (60’)

(60’) Peque

(60’) Tomás

(74’) Munín

Roberto Pazos

Adrián Gómez

Lozano

Adrián

Quito

Luismi

Pablo Piñal (89’)

Iago

Machu

Saúl

Rubi

(89’) Anxo

Goles: 0-1, min. 1: Rubí. 1-1, min. 58: Mariño.

Árbitro: Álvarez Prada (C. Ourense). Expulsó a Claudio (53’) y Chus Baleato (56’). Amonestó a Avendaño, Petter, Munín, Lozano, Quito y Luismi.

Campo: San Lázaro. Buena entrada.

Los jugadores de la SD dieron muestras de no haber aprendido la lección de Lalín y ayer repitieron errores de despiste que, por suerte, solo les costó un empate ante el Vilalonga. Es más los arousanos controlaron el encuentro a lo largo de los noventa minutos y bien se pudieron llevar la victoria si no fuera por los palos y la parada de Pablo en el tiempo de descuento en un mano a mano con Rubí.

El tanto encajado por los futbolistas que dirige Chus Baleato fue una pesada losa. El ir a remolque, en esta ocasión, fue mucho más complicado de lo previsto y la reacción vivida en Lalín no se produjo ayer en San Lázaro.

Los de casa no le dieron mayor importancia al tanto en contra, pero la realidad es que no fueron capaces de combinar ante un rival que sí controló la contienda y llevó el peso del partido con una buena colocación y movimiento del balón con cierto sentido. Con todo, era un juego de centrocampismo, en donde los porteros poco tuvieron que intervenir sacando un par de jugadas, una por bando.

En lo que sí perdió con claridad el Compostela fue en el cuerpo a cuerpo. Además, el colegiado ourensano interpretó de muy distinta forma el mismo tipo de jugadas y en eso sí salió perdiendo el conjunto de Baleato.

En el Manuel Anxo Cortizo, la reacción se produjo tras el descanso, sin embargo ayer, en San Lázaro, ésta se hizo esperar, o mejor dicho no llegó. El Compostela nunca se sintió seguro en el partido y la expulsión de Claudio terminó por complicar aún más el envite.

Pero lo que son las cosas, una falta al borde del área permitió a Mariño empatar el encuentro. La fortuna se alió con la SD y un disparo que esperaba Roberto Pazos por su lado, entró por el contrario al tocar en un compañero de la barrera. Sin tiempo a celebrarlo Pablo Piñal envió un trallazo desde unos 40 metros que devolvió el larguero al campo. Un susto de muerte.

Entonces llegaron los mejores momentos del cuadro local. Fue un querer sin poder, porque los intentos de ataque finalizaban a la altura de la defensa visitante, mucho más centrada que la local. Las ocasiones brillaron por su ausencia, si descontamos la que tuvo Saúl en el punto de penalti cuando recibió un gran pase de Pablo.

Los despistes o mejor dicho los regalos de los locales en defensa tuvieron su culminación en el final del encuentro cuando Rubí les roba la cartera y cuando ya se olía el tanto de la derrota, una gran salida de Pablo desbarata el mano a mano que le tocó vivir con Rubí. La experiencia es todo un grado y el de Xuño salvó un punto para la SD.

Los técnicos

Gabi Leis: "Hemos perdido dos puntos"

Para Gabi Leis, su equipo fue "dominador del encuentro y las mejores ocasiones estuvieron de nuestro lado. Me voy con la sensación de que hemos perdido dos puntos esta tarde. Tuvimos el partido controlado en todo momento y fuimos mejores en el cómputo general".

Baleato: "Dimos muchas opciones"

El entrenador del Compostela, Chus Baleato reconoció que "Dimos muchas opciones a un rival que supo aprovecharse de nuestra inseguridad. Las ocasiones que nos crearon son todas producto de regalos nuestros. Parece que no hemos aprendido la lección".