El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Los casos de cáncer de piel crecieron en Santiago un 40 % en el último lustro

Los dermatólogos recetan precaución aunque recuerdan que el sol no es el enemigo // Subrayan los beneficios de la vitamina D y B3 que reducen el riesgo tumoral, fijan el calcio y previenen infecciones

Peregrinos tomando el sol en el Obradoiro el pasado febrero, mes en que se superaron los 20 grados. 
 - FOTO: Ramón Escuredo
Peregrinos tomando el sol en el Obradoiro el pasado febrero, mes en que se superaron los 20 grados. - FOTO: Ramón Escuredo

MAR MERA SANTIAGO   | 22.05.2017 
A- A+

"Los dermatólogos no somos los enemigos del sol". Así de contundente se muestra el doctor Hugo Vázquez, jefe de sección de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, cuando se le pregunta por los riesgos del astro rey. Eso sí, recomienda precaución, y durante todo el año, usando cremas con factores de protección elevados. "No hay que olvidar", dice, "que las quemaduras más graves se producen en días nublados cuando nos exponemos más al no notar especialmente el calor".

Con el anuncio en los próximos días de sol y aumento de temperaturas propias del verano, el experto resume, de forma elocuente, cuál es la mejor hora para tomar el sol y evitar quemaduras: "Cuando hace sombra".

Además, recuerda que hay que evitar las horas centrales del día, "porque no te vas a poner más moreno porque el sol sea más intenso, sino que la piel va a sufrir más", alerta.

El doctor Vázquez reitera que, con la precaución necesaria, los beneficios del sol son muchos. En este sentido, explica que la vitamina D es necesaria y fundamental, al igual que la B3. "Fortalecen el sistema inmune, con lo que ayudan a prevenir infecciones, además de ser beneficiosas para luchar contra distintos cuadros tumorales y para la fijación del calcio en los huesos", especifica.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt