El Correo Gallego

Portada » Tema del Día  |   RSS - Tema del Día RSS

POLÉMICA POR UN PROYECTO DE ESTADO

Otros fracasos anunciados

La polémica sobre la Cidade da Cultura no es nueva. Otros proyectos también tuvieron un "parto difícil" // Algunos de los edificios más emblemáticos del mundo estuvieron a punto de quedarse en los planos

31.07.2007 
A- A+

TORRE EIFFEL

La tildaron de "el candelabro más grande del mundo"

El monumento más visitado de París y el símbolo que la representa fue aceptado a regañadientes por los franceses para la Exposición Universal de 1889, con el compromiso de que después se desmontaría el "enorme candelabro". Cuentan que se aprobó cuando se argumentó que en él la bandera francesa ondearía más alto que en ninguna otra celebración anterior.

En la foto, participantes en una excursión organizada por la Diputación de A Coruña posan a los pies del que hoy en día es el símbolo por antonomasia de la capital francesa y uno de sus mayores atractivos turísticos.

ELOGIO DEL HORIZONTE

De 'váter de King Kong' a un símbolo de prestigio urbano

La monumental obra de Chillida El elogio del horizonte, que hoy ya forma parte de la fachada marítima de la ciudad asturiana de Gijón, fue bautizada en tiempos como "el váter de King Kong". Está ubicada en un lugar emblemático, el cerro de Santa Catalina, que culmina el núcleo original de la ciudad, Cimadevilla. La silueta de la escultura la utiliza hoy como logotipo el departamento de turismo de la ciudad.

La escultura de Eduardo Chillida situada en el cerro de Santa Catalina de Gijón recibió numerosas críticas. Hoy en día es uno de los orgullos de la ciudad y forma parte de los logotipos municipales.

VALENCIA

Inversión de más del doble que la que se hará en el Gaiás

Ni ciento ocho, ni trescientos ochenta y ocho. La inversión realizada en la construcción de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia asciende a ochocientos diez millones de euros. De todo el conjunto, sólo un edificio tiene gestión privada, el acuario, y ya ha recibido tres millones y medio de visitantes en los dos primeros años de funcionamiento.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias, con una inversión claramente superior a la prevista en Santiago, ya ha sido escenario de importantes actos, que van desde la visita del Papa hasta una exhibición de Fernando Alonso.

ÓPERA DE SIDNEY

Diseño rompedor que no está reñido con la utilidad de los locales

El edificio de la ópera de la ciudad australiana de Sídney es otro de los centros que nació rodeado de polémica y de encendidos debates entre los especialistas por su diseño, que si en la actualidad sigue siendo vanguardista, en el momento de su construcción, década de 1960, era claramente rompedor. En la actualidad está reconocido como el centro de artes interpretativas más activo de todo el mundo.

Construida en la década de los sesenta del pasado siglo, el edificio de Utzon fue objeto de numerosas críticas por su diseño. Hoy es uno de los centros culturales más activos de todo el mundo.

POMPIDOU

Nació con polémica, pero cumple tres décadas de éxitos

La irrupción del Beaubourg, más conocido por el Centro Pompidou, desató polémicas de todo tipo en París por el carácter vanguardista del diseño de Renzo Piano y Richard Rogers, y por el clasicismo del barrio en el que se ubicó. Eran los años setenta, y tres décadas después nadie discute la categoría del museo, ni el impacto positivo que ha tenido en la zona.

El innovador museo parisino tampoco estuvo exento de críticas por su carácter rompedor en un entorno urbano tradicional. Hoy en día es uno de los centros culturales más visitados y más valorados.

CATEDRAL

Cabían prácticamente todos los habitantes de Compostela

Desgraciadamente, no había medios de comunicación en aquella época, pero cabe plantearse lo que debió suponer para la Compostela de aquellos tiempos la construcción de un edificio del tamaño de la Catedral, y transportar los sillares con los medios de transporte existentes. Prácticamente debían caber todos los vecinos de la ciudad dentro.

Seguro que hubo más de un "a dónde vamos a ir a parar". La Basílica compostelana supuso una considerable inversión de dinero y trabajo para su construcción en un momento, además, en el que los medios de transporte no estaban precisamente muy avanzados.