Lunes 21.10.2019 Actualizado 11:26
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

fe

Comunión peregrina mundial

Una iniciativa pionera en Compostela se celebra todos los sábados por la noche en la Catedral con una vigilia para los fieles que han realizado el Camino // Genaro Cebrián, canónigo del templo, les acompaña para recorrer los sitios más significativos // Los caminantes relatan sus experiencias

REDACCIÓN • SANTIAGO   | 16.10.2006 
A- A+

Gallego
Genaro Cebrián, a la izquierda, les explica la historia del Pórtico a los peregrinos en la Vigilia
FOTO: Gallego

Peregrinos de todo el mundo llegan cada año a Compostela. Para culminar su camino, la Catedral acoge por primera vez todos los sábados, desde el 22 de julio, una Vigilia a la que pueden acudir todos aquéllos caminantes para encontrarse consigo mismos y visitar al Apóstol de una forma más íntima.

Alemanes, italianos, franceses o vecinos de Galicia hacen un recorrido por el interior de la Catedral, visitando los lugares más significativos, guiados por Genaro Cebrián, delegado de las Peregrinaciones y Canónigo de la Catedral.

El trayecto comienza en la entrada al tempo por la puerta de Platerías, en donde se accede al centro del claustro. En fila de dos personas, los fieles entonan la melodía de Juntos como hermanos. Una vez en el claustro, los caminantes se sitúan alrededor de la pila central, que "antes estaba en la fachada norte, por donde llegaban los peregrinos y se lavaban", explica Genaro.

Un monaguillo reparte unas tarjetas negras, que tendrán que quemar de uno en uno como símbolo de la purificación y culminación del Camino. "Queremos ahondar más en nuestra renuncia a nuestro pasado de pecado, quemando este papel negro". Posteriormente, Genaro procede a bautizar a los presentes con el agua bendita, "fuente de la vida y símbolo de nuestro bautismo", relata.

Entonando Iglesia peregrina, el grupo de fieles comienza la procesión hasta el Pórtico de la Gloria. "Pórtico, final del Camino, da la clave del sentido de la vida", asegura Genaro. Posteriormente se procede a la lectura del libro del Apocalipsis.

Cuando termina la lectura, los peregrinos se acercan hasta el santo para pedirles un deseo, algo sagrado para los visitantes de la ciudad que han realizado el Camino. Después se acercan hasta la Capilla Mayor, en donde el canónigo reza un Credo, y tras la oratoria los fieles tienen la palabra para comentar sus experiencias. Aunque al principio se muestran un poco reacios, poco a poco van ganando confianza.

Uno a uno van relatando sus historias personales, desde el motivo por el que decidieron realizar el Camino, hasta la propia experiencia, sus inquietudes, sus deseos...

Para terminar la ruta por la Catedral, los fieles van a visitar el sepulcro del Apóstol, en donde rezan y transmiten sus oraciones. Tras la breve visita por la tumba, los congregados cantan el Salve Regina. El trayecto ha terminado, y todos se despiden después de haber compartido por unos minutos su paso por Compostela.

TRAYECTOS

Martes y jueves: oración más íntima

Los martes y los jueves por la noche, la Catedral acoge a aquéllos peregrinos que lo han concertado con anterioridad. Genaro explica que estos dos días son "para realizar una oración más íntima. Nos vamos a la Capilla del Pilar. Es algo específico para los peregrinos". En la lectura de la Biblia sólo se realiza la Vocación de Abraham, se dedica más tiempo a rezar y al diálogo".

Sábados: abierto a todo el mundo

La vigilia de los sábados, que se inicia a las 21.00 horas y termina a las 22.00, es un acto más abierto. El trayecto que realizan los peregrinos consiste en visitar el claustro, el Pórtico de la Gloria, hacer las lecturas bíblicas, visitar la tumba del Apóstol, rezar un credo y relatar los testimonios de cada creyente .

LA FRASE "

Genaro Cebrián Delegado de las peregrinaciones y canónigo de la Catedral

"La vigilia de los sábados está abierta a todos los peregrinos, para aquéllos que vienen a pie o los que llegan por otros medios a ver al Apóstol"