Lunes 21.10.2019 Actualizado 11:26
Google    

El Correo Gallego

Economía | economia@elcorreogallego.es

MOVILIZACIÓN

El naval vigués "toma" Hacienda

La Policía detuvo a tres operarios por altercados públicos y quemar contenedores // Los huelguistas van ahora a por edificios administrativos // La patronal sólo se reunirá con la comisión mixta, sin la CUT, y los sindicatos alegan que la salida del paro "requiere de todos"

M.G. • VIGO   | 09.05.2007 
A- A+

Efe
El fuego impide que un trabajador de Correos continúe su recorrido
FOTO: Efe

Obligar a que las administraciones del Estado y de la Xunta se "involucren" en la solución del conflicto del sector naval, que entra hoy en el quinto día de huelga, llevó ayer a más de 2.000 trabajadores de los astilleros de Vigo a "tomar" el edificio de la Agencia Tributaria y a encerrarse en las oficinas. Colapsaron la actividad en medio de las protestas tanto de los ciudadanos como de los funcionarios por encontrarse en plena campaña de la declaración de la renta.

Así se constató el cambio de estrategia en las movilizaciones que, aunque comienzan con las asambleas en los astilleros y continúan por las calles del centro de Vigo, ahora tienen por objetivos los edificios administrativos para presionar al Gobierno y a la Xunta a "controlar" a los empresarios del sector naval. La protesta de ayer se centró en la plaza de América y en la calle Camelias, donde se repitieron las escenas del incendio de contenedores y cortes de tráfico.

Aunque hasta las doce de la mañana el único incidente registrado fue protagonizado por un bombero de 64 años que resultó herido al caerle trozos de plástico ardiendo de un contenedor quemado en la calle Camelias, la protesta concluyó con la detención de tres trabajadores de empresas auxiliares. Éstas tuvieron lugar después de que los manifestantes abandonaran la concentración y se dirigieran a recoger sus coches aparcados en las proximidades. Tras ser identificados, agentes de la Policía les detuvieron trasladándoles a comisaría. Acusados de alterar el orden público y vandalismo por quemar contenedores, fueron liberados horas después. Se negaron a declarar, pero tendrán que hacerlo ante el juez.

En medio de las cuatro horas de encierro en la Agencia Tributaria, los representantes de CCOO, CIG, CUT y UGT se reunieron con la delegada para que aplique "tolerancia cero" ante las actuaciones de las empresas a las que acusan de "pagar en negro". Antolín Alcántara, de CIG-Metal, explicó que la concentración ha servido para pedir a Hacienda que inspeccione a las empresas que defraudan al Estado, "porque hacen lo que quieren sin que nadie les pare".

Con la mesa de negociación totalmente bloqueada, el portavoz de la patronal Asime, José María Hidalgo, aseguró que los empresarios están dispuestos a sentarse inmediatamente con los representantes sindicales en la comisión paritaria, ya que advierte que no aceptan como "interlocutores válidos" a los sindicalistas de la CUT, que cuenta con seis delegados de entre los más de 1.000 del sector. "No vamos a sentarnos con el chantaje, ni con interlocutores como la CUT, que no firmaron en 2006 el convenio colectivo porque carecían de representatividad".

Para Hidalgo la huelga ha sido forzada por unos sindicatos que temen a que las inspecciones de las 50 empresas que quedan por examinar terminen como las 130 ya realizadas, en las que no se ha abierto ningún expediente.

Cree que la afirmación de la directora xeral de Relacións Laborais, Pilar Cancela, sobre que es "inaudito" que una parte se niegue a negociar es "irresponsable", por recordar que la CUT no participó en el convenio.

MANIFESTACIÓN

Llaman a los trabajadores al sentido común

Los actos de grupos de trabajadores como la quema de contenedores, o la apertura ayer en Hacienda de extintores, además de usar los teléfonos de la Administración pública, determinaron a los portavoces sindicales a realizar una llamada al "sentido común". Al finalizar el encierro advirtieron a los manifestantes que les ampara la razón, y "no por más contenedores que quememos". Mientras las manifestaciones se suceden con la presencia de la Policía Local, los sindicatos constataron que Citroën amaneció protegida por el cordón de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía .

CONSECUENCIAS

El nivel de fijos se sitúa en el 42%

A siete meses de finalizar 2007, el portavoz de la patronal del metal Asime, José María Hidalgo, asegura que el porcentaje de contratación fija en las empresas es del 42%, por eso no duda que a finales de año se alcanzará el 45% pactado en 2006 con Comisiones Obreras, la CIG y UGT.

Decrece el número de manifestantes

Con el mensaje compartido por las cuatro centrales sindicales en torno a que se "ganará esta huelga como las anteriores", sus portavoces alertaron ayer sobre el descenso constante de trabajadores en las manifestaciones, y la necesidad de concienciar a los más jóvenes a participar en los actos.

Preocupación por la imagen del sector

Sin dar cifras de las pérdidas generadas durante los cuatro primeros días de la huelga, José María Hidalgo explica que la más importante es el intangible daño a la buena imagen de la construcción naval en la ría de Vigo, y que, asegura, ha provocado que Vulcano pierda cuatro contratos de buques.

Unidad sindical hasta el final

La exigencia de la patronal de convocar la comisión mixta sobre el cumplimiento del convenio, sin la CUT, ha recibido como respuesta la demanda unánime de los sindicatos de estar "todos" presentes en la salida de la huelga. Advierten de que no negociarán "con un sindicato fuera" .