El Correo Gallego

Mundo

reivindicación

Bolivia busca la paz dialogando el Gobierno y los autonomistas

Segunda reunión entre el vicepresidente Álvaro García y Mario Cossío, representante de los prefectos opositores // Detenciones del Ejército en Pando

S.A.M.-EFE • LA PAZ   | 16.09.2008 
A- A+

El Gobierno y los autonomistas avanzan en su diálogo para intentar pacificar Bolivia, donde el Ejército detuvo ayer en Pando a diez supuestos implicados en el choque civil que causó 30 muertos y que llevó a imponer el estado de sitio en esta región. La segunda reunión entre el vicepresidente del Gobierno, Álvaro García Linera, y el representante de los prefectos (gobernadores) opositores, Mario Cossío, concluyó ayer con expectativas optimistas, ya que ambas partes trabajan en un documento para sentar las bases de la negociación.

Estaba previsto que ayer se retomaran las conversaciones para cerrar este primer preacuerdo que daría paso a la negociación sobre los temas que enfrentan al Gobierno con los líderes autonomistas de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca. Los principales temas de debate serían la distribución territorial de las rentas petroleras procedentes del impuesto de hidrocarburos (IDH) y la compatibilización del régimen autonómico que reivindican estas regiones con el proyecto constitucional que impulsa el presidente Evo Morales.

Mientras tanto, la norteña y amazónica región de Pando -escenario de los episodios más violentos de los últimos días-- llegó a su tercera jornada bajo el estado de sitio. En Cobija, la capital de este aislado departamento, el Ejército detuvo ayer a diez personas presuntamente implicadas con los actos violentos registrados el pasado jueves en la localidad cercana de Porvenir.

En cumplimiento del estado de sitio, el Ejército decomisó a civiles armas de fuego y municiones, en algunos casos procedentes de las fuerzas armadas que podrían haber sido adquiridas de forma ilegal, según dijo a los medios el general Walter Panozo, comandante del Comando de Emergencia en Pando. Este jefe militar dijo que la población colaboró con el Ejército para identificar a personas al parecer relacionadas con la oleada de violencia, y añadió que su Comando intensificó las patrullas para lograr la pacificación de Cobija.