Galicia Hoxe Radio Obradoiro CorreoTV Terras de Santiago Anova multiconsulting
Google

Jueves 14.02.2008 Hemeroteca web  |  RSS   RSS

Noticia 1 de 1 Santiago | local@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Cuatro ejemplos de cartas de amor

A- A+

INOLVIDABLE

Escribo esta carta sólo porque sé que no la leerás…

Mi pulso se altera sólo con pensarte, a pesar de saber que ya no estaremos juntos…

Mi amor por ti…

Es un amor imposible, que duele tanto que enseguida inunda mis ojos…

Tan intenso, que se ha tatuado en mi alma, y que ya no puedo arrancar de mí…

Es la sombra implacable que se aparece a cada intento de olvidarte…

Es mi interminable condena, por la valiente temeridad de haberte tenido…

La última llama de esperanza, irremediablemente se consume... Frágil se vuelve mi empeño por ti... Se hacen invencibles el peso de la soledad, el universo que nos separa, el vacío de tu recuerdo…

Ojalá nuestro tiempo no hubiera pasado,

y que mi miedo no hubiera ganado...

Ojalá no nos hubiéramos dejado,

y volvieses algún día a mi lado…

Gracias por regalarme los momentos más felices, y por hacer que todo fuera infinitamente fácil.

TU

Cuando tú no estás todo eres tú. Eres tú la pasta de mi tubo de dientes.Tú eres mis ojeras y las pocas ganas que tengo de levantarme.Y tambien el vecino, que me saluda y parece que diga tu nombre.

Hoy mas que nunca tu eres Kenya y filete con ensalada de tomate. Hoy no eres la siesta,porque pensando pensando tampoco hoy me dejaste dormir.

Esta tarde eres mis piernas, que me llevan poco a poco como si fueran solas, sin contar con el resto de mi cuerpo, que dicho sea de paso tambien eres tú. Y el agradable sonido de mis pasos en el suelo. Y mi respiración.

Tú eres García Marquez. Y también Dostoievski y Manuel Rivas. E incluso Ana Rosa Quintana esta tarde.

Y café con leche y tarta de manzana.

Y las ocho y media y las nueva menos cuarto y las nueve. Y entonces , a eso de las nueve y diez, cuando tú estás, y todo lo demás no existe. Y solo existes TÚ.

TÚ ERES MI DIAMANTE

Cuando el tiempo se para, se para salvo para uno mismo, todo el resto no importa. Y eso ocurre cuando apareces tú, todo va lento a mi alrededor, mientras mi mirada se clava en tus preciosos ojos y tierna sonrisa. Desearía que eso siguiese así por mucho tiempo, el tiempo parado eternamente para que tú y yo estuviésemos juntos cada segundo de nuestra vida.

Deseo trabajar menos para estar contigo y disfrutar de tus labios, deseo viajar menos para disfrutar de tu piel, deseo menos cenas de negocios para disfrutar de tus palabras de amor. Palabras de aliento que calientan mi sangre y van directas a mi corazón.

No es hoy un día especial, son todos los que te tengo a mi lado, los días malos son cuando estás lejos de mi cuerpo. Ojalá estemos juntos para siempre, disfrutando cada minuto el uno del otro, y espero que de ese amor salga la fruta de lo mejor de nosotros dos, porque eso es lo mejor que podemos engendrar con nuestro eterno amor y cariño.

Dicen que un diamante es para siempre, tu eres mi piedra preciosa, la única, y nunca habrá otra, porque tu brillo es tan especial y maravilloso que nada te puede superar. TQM.

IMPOSIBLE

Es imposible seguir con la incertidumbre que alimenta mi existir, es imposible continuar el engaño que a mí mismo me hace vivir.
Cada día que pasa te siento más cerca de mi corazón, cada día que pasa veo menos posibilidades para nuestro amor. Y es que es una agonía saber que en esta vida cada día existen cosas, momentos, situaciones, emociones, sentimientos, pensamientos, y personajes fuera de nuestras posibilidades. Te amo, como a un recién nacido cuando espera por ansias a su madre en la eterna oscuridad de la noche. Te amo, como a aquellas flores que marchitan su vida y dejan el recuerdo de su hermosa presencia, en la efímera etapa de su estadía en este pequeño mundo que hace de nosotros trizas, cuando nos imposibilita la presencia de nuestro querer.
Te amo y es que me siento como un niño con rabia por quererte y no tenerte, por desearte y saber que igual me deseas y por entender que nuestros caminos se cruzaron por aquel instinto biológico de la vida, de llevar nuestros sentimientos a un infierno de "quererte y no tenerte"… de amarte y no saciarme… de soñarte y no cumplirte… de alucinarte y no presenciarte… de todo menos ser feliz sin ti.

Escribe tu comentario

Para escribir tus comentarios en las noticias, necesitas ser usuario registrado. Si no lo eres regístrate ahora

1000 Caracteres disponibles

www.elcorreogallego.es no se hace responsable de las opiniones de los lectores y eliminará los comentarios considerados ofensivos o que vulneren la legalidad.

Grupo Correo Gallego
Ante cualquier duda, problema o comentario
en las páginas de El Correo Gallego envíe un
e-mail a info@elcorreogallego.es. Titularidad
y política de privacidad
. Política de Cookies
Auditoría Audiencia Sites
Titulares RSS