El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El PP de Santiago propone colgar una placa en memoria de Miguel Ángel Blanco y otras víctimas

Agustín Hernández ha declarado que "la moción pretende de manera clara ser un reconocimiento a la dignidad, a la memoria y a la justicia de las víctimas del terrorismo"

Agustín Hernández en un pleno municipal - FOTO: Arxina
Agustín Hernández en un pleno municipal - FOTO: Arxina

SANTIAGO. EP  | 11.07.2017 
A- A+

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Santiago, Agustín Hernández, ha anunciado este martes que su partido propondrá una moción al pleno para solicitar que se cuelgue una placa en memoria de Miguel Ángel Blanco, el concejal popular asesinado por ETA en 1997, y de otras víctimas del terrorismo vinculadas con la ciudad.

Agustín Hernández ha declarado que "la moción pretende de manera clara ser un reconocimiento a la dignidad, a la memoria y a la justicia de las víctimas del terrorismo" y ha añadido que cree que es "importantísimo" que las administraciones hagan ese tipo de actos.

El portavoz popular ha hecho mención de las otras cinco víctimas que estaban relacionadas "directa o indirectamente" con Santiago, lo que quiere decir que o bien han sido asesinadas o son naturales de la ciudad compostelana.

Hernández se ha referido así a Ricardo Couso Ríos, un guardia civil natural de Santiago asesinado en Vizcaya a manos de ETA; Pedro Cabezas González y Constantino Limia Nogueiras, asesinados por el Grapo en el Banco de España en 1979; Manuel Vázquez Cacharrón, asesinado también por la banda Grapo en 1978; y María Mercedes Domínguez, víctima de una explosión provocada por el Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (EGPGC) en 1990.

"Consideramos más interesante pedir una placa que una calle porque somos conocedores de que existen muchas peticiones de calles en la ciudad y es un tema que no admite espera", ha concluido el concejal.

El anuncio de los populares compostelanos coincide con el vigésimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. En varios ayuntamientos se han impulsado actos para recordar su figura y, precisamente, en la capital de España se generó polémica porque la alcaldesa, Manuela Carmena, rechazó colgar una foto en la sede municipal de la víctima, al considerar que "no tiene mucho sentido" y "para no hacer una situación de menosprecio de unas víctimas en relación a otras".